Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Balconing, turista rico y turista pobre

Mario López
Mario López
sábado, 28 de agosto de 2010, 10:29 h (CET)
Los hosteleros baleares están que trinan con los jóvenes ingleses que practican el turismo cutre y el balconing. Bueno, que sean los hosteleros los que estén en ese plan entra dentro de una lógica, pues se supone que los empresarios de este país quieren ganar la pasta gansa con el menor esfuerzo posible. Pero que de sus quejas se hagan eco el conjunto de los trabajadores, clama al cielo.

Nos han dejado sin curro, con unos salarios miserables, y somos los únicos que tenemos las cuentas claras y transparentes con la Agencia Tributaria. Bueno, pues con este papanatismo tan nuestro, ahora los trabajadores nos echamos las manos a la cabeza porque… ¡hay sitiso en España donde se puede pasar las vacaciones por 300€! Pero, qué pasa. ¿Estamos todos tontos? No contentos con estar en el paro, hipotecados o con un salario de hambre, ¡protestamos porque aún podemos ir de vacaciones! ¿Pero qué quiere este pueblo soberano? ¿Qué sólo veraneen los ricos? ¿Qué sólo ganen dinero los ricos? ¿Que sólo los ricos estén exentos de aportar dinero a las arcas públicas y, además, sean los únicos que disfruten de la vida? En fin, la única ventaja que le veo a esto es que para un currante enfrentarse a la muerte cada día es más fácil. Y luego está lo del balconing. ¿Pero qué chaval medianamente simpático y sano no ha hecho locuras siempre que ha tenido la ocasión? Si los hosteleros tienen problemas con el balconing, ahí van dos soluciones de mi cosecha, gratis: 1- que pongan trampolines; 2- que preparen las piscinas de tal manera que uno se pueda tirar desde su balcón a ellas sin correr riesgo de romperse la crisma. Por cierto, ¿por qué en Mallorca no hay un solo camping y dicen los hosteleros que es porque no hay demanda? ¿Entonces, qué son esos chavales que tan poco dinero gastan y tanto les molestan? ¿Demandantes de hoteles de cinco estrellas, parque temático y spa? En este país los pobres estamos cabando nuestra propia tumba (y quizá es porque no tenemos otro solar en el que trabajar). No somos más necios porque no nos entrenamos.

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris