Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Del miedo

Mario López
Mario López
viernes, 27 de agosto de 2010, 03:29 h (CET)
El miedo es la principal arma del poder, pero no sólo del poder. La socialización se puede llevar a cabo por el miedo congénito del ser humano a la soledad. La mayoría de las personas estudian por miedo a carecer de un buen trabajo y una buena reputación. La gran mayoría de los humanos no delinquimos por miedo a ser castigados.

Y si no nos damos al abuso de las drogas y el alcohol es por miedo a perder la salud. El miedo a la muerte nos disuade de vivir muchas aventuras. Pero es verdad que el mayor distribuidor del miedo es el poder. Y de toda la vida. Por mucho que se nos antoje un fenómeno moderno, principalmente producido por los Estados Unidos, lo cierto es que viene de antiguo. Los ejércitos y las iglesias han distribuido dosis ingentes de miedo entre la población desde los albores de la civilización. Para ser justos deberíamos aceptar que hoy el poder es menos terrorífio o terrorista que en el pasado. A fin de cuentas ya no se usa el potro ni la parrilla para hecértelo pasar mal. Pero es verdad que el poder aún destila mucho miedo y Estados Unidos es su principal productor. Me parece que es un gasto absurdo de energía, porque con nuestros miedos privados ya estamos suficientemente vacunados contra la rebeldía. El dinero que los estados se gastan en atemorizarnos es un derroche semejante al que se cometió con la vacuna de la gripe A. Lo mejor que podrían hacer los estados con el miedo es reconvertirlo en autoestima, cosa de la que estamos muy faltos, aunque pueda no parecerlo.

Noticias relacionadas

Un recién nacido en una bolsa de basura

Un niño muerto arrojado a un vertedero causa más interés mediático que cien mil abortos

Una boda de altura

Este Papa no tiene remedio

Montaigne

Un gran conocedor de la naturaleza humana

Donde los chef famosos acaparan fama, dinero y egocentrismo

“El explícito y voluntarioso elogio de la creatividad acaba produciendo más cretinos que creadores, porque pensar que la creatividad se encuentra en la radicalidad es un error colosal” Santi Santamaría

Trump no podrá detener el movimiento por los derechos de los inmigrantes

Aunque salga a perseguir a sus líderes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris