Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La educación sexual de los curas

Mario López
Mario López
martes, 24 de agosto de 2010, 08:45 h (CET)
El Arzobispado de Valencia va a impartir en sus centros un programa llamado Saber Amar Básico Escolar (SABE) dirigido a los escolares de edades comprendidas entre 5 y 14 años. El programa ha sido muy bien acogido por los politicos conservadores, los mismos que rechazan la asignatura de Educación para la Ciudadania por considerarla adoctrinadora.

En el programa SABE se afirma que la masturbación es un vicio malo, se recomienda evitar cualquier tipo de método anticonceptivo y posponer las relaciones sexuales hasta haber contraido matrimonio. Esto, según los políticos conservadores no es adoctrinante. Es fascinante la agudeza intelectual que los viejos guardianes de la reserva espiritual de Occidente demuestran para distinguir tan sabiamente entre lo que es adoctrinador y lo que no lo es. Y qué decir de su asepsia científica. Pero, a juzgar por el nombre del programa, la cosa no parece quedarse en la retórica sexual sino que va más allá. Nada menos que al saber amar. Estos educadores se consideran capaces de enseñar a amar a niños de entre 5 y 14 años. Es bastante previsible que se basarán en los Diez Mandamientos con los que ya nos brearon a unas cuantas generaciones durante los años del nacional-catolicismo. Lo que yo siempre me he preguntado, y ahora me pregunto con ocasión del regreso a la caverna, es cómo se puede llevar a cabo el preceptivo amar al prójimo como a ti mismo si ya te ponen complicado lo segundo al anunciarte que en tu entrepierna habita el mismísimo demonio. Nunca pensé que iba a volver a tener que enfrentarme a aquella tortura mental que la educación nacional-católica me infringió durante toda mi infancia y adolescencia. Lejos de habernos dado una reparación por todo el mal causado, vuelven a la carga. Fantástico. Debe ser eso que llamaba Mircea Eliade, el mito del eterno retorno. Y luego quieren que nos olvidemos de la memoria histórica. Con ellos es imposible.

Noticias relacionadas

Catalunya, el árbol que no deja ver el bosque

El PP, con la Constitución tapa su corrupción

El valor y la valía

Se requieren gentes de valor que perseveren, dispuestos a plantarle corazón a esta escalada de contrariedades que nos dejan sin aliento

De la Constitución de 1812 a la de 1978

Hay que releer las constituciones derogadas antes de reformar la vigente

Turull y Rull

La viñeta de Carla

¡Aprovecha el instante! ¡Aprovecha el día!

Cada ser humano y cada alma es un microcosmos en el macrocosmos universal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris