Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Siempre nos quedará Pons

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 20 de agosto de 2010, 03:46 h (CET)
Menos mal que en el Partido Popular han dejado de guardia durante el mes de Agosto a su portavoz Esteban González Pons, gracias a tan acertada decisión los españoles podemos pasar unas vacaciones sin sobresaltos y dormir placenteramente las noches del largo y cálido verano.

Esteban González Pons, se ha ido a Melilla y ha dicho aquello de “ja sóc aquí” como dijo el difunto presidente de la Generalitat, Josep Tarradellas. De inmediato se ha puesto a averiguar qué es lo que está pasando en la frontera con Marruecos y ha averiguado algo que mira por donde los españoles no sabíamos: Que piquetes de activistas marroquíes están impidiendo el paso a Melilla a los que son portadores de productos para el consumo de los melillenses como represalia a los, según los marroquíes, malos tratos policiales a sus ciudadanos. Confieso que no lo sabía. Cuando los informativos, radio, prensa y televisión informaban de ello pensaba que se trataba de lo de siempre, de los que querían entrar a nuestras dos ciudades del norte de áfrica saltando la alambrada, cuando era al revés, ahora, gracias a González Pons, me he enterado de que no se trataba de querer entrar sino de no dejar entrar. Prometo estar más al tanto de las noticias.

Pero ahí está González Pons, para decir cuál es la verdadera situación y para decirle, más exactamente para exigirle, así lo ha dicho Pons, al ministro Rubalcaba, que ya tiene previsto entrevistarse con las autoridades marroquíes el próximo lunes día 23, que antes de celebrar esta reunión que hable antes con las fuerzas de Seguridad del Estado, Policía Nacional y Guardia Civil, para que le expliquen cual es la situación. A este respecto debo decir que no creo que al Ministro del Interior, el miembro del Gobierno mejor valorado por los españoles en las encuestas, haya que exigirle que se informe de lo que está ocurriendo cuando lo primero que hizo, estoy seguro de ello, cuando se acusó de malos tratos en Ceuta Y Melilla de la Policía Nacional y Guardia Civil a súbditos marroquíes fue pedir información sobre los incidentes y sus posibles causas. Pero claro, González Pons, nos merece más credibilidad que el ministro. ¡No es nadie González Pons! Bueno, pensándolo bien a lo mejor no es nadie y yo lo estoy sobrevalorando.

De todos modos a los españoles nos queda la seguridad de que cuando las cosas se pongan mal, cuando estemos en un callejón sin salida, siempre nos quedará González Pons, para decir lo que hay que hacer. Aunque en esta ocasión y por las palabras de este ilustre varón, me da la impresión de que lo que demanda al Gobierno es una gran operación militar a lo Perejil. Porque Trillo, ya no es ministro de Defensa, ni Aznar, el que le declaró la guerra a Iraq, ya no es presidente del Gobierno. Que si no…

¿Cuándo dejará este individuo de hacer el ridículo?

Noticias relacionadas

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos

La búsqueda sin fin

No es este un movimiento nuevo, ni exclusivo de nuestro tiempo

¿Hasta cuándo permitiremos las insolencias separatistas al Jefe del Estado?

“Discutir con tontos supone tener que bajar al nivel de los tontos y ahí son imbatibles” Arturo Pérez Reverte

Performativos

Más que aprender y obrar en consecuencia; predomina el forzamiento oportunista de la realidad

Recuerdos de niño: lenguaje e historia

Nuestra patria es nuestra lengua y nuestra historia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris