Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cultura

Etiquetas:   Arte   Arco   Argentina   -   Sección:   Cultura

El arte argentino que llegará con ARCO2017

Galerías en crecimiento, precios pujantes y una iniciativa social
Redacción
sábado, 18 de febrero de 2017, 11:40 h (CET)

fotonoticia_20170218113044_640

La feria internacional de arte contemporáneo ARCO se celebrará en Madrid del 22 al 26 de febrero en los recintos feriales de IFEMA, con el desembarco del arte de Argentina, país invitado de esta edición, que llegará a la capital española con un panorama de galerías en crecimiento, precios pujantes e iniciativas sociales.


La participación principal de argentina en ARCO vendrá de la mano de la selección de doce galerías por parte de la comisaria independiente Inés Katzenstein. Una de las piezas claves para el crecimiento de este sector es el de la creación el año pasado de Meridiano, una cámara de galerías de arte contemporáneo en la que prácticamente están asociadas todas las galerías del país (el número supera las 40).

Hace apenas diez años, el panorama de galerías era "desolador", según explica uno de los promotores de Meridiano, el dueño de Mite, Nicolás Barraza. "Había asociaciones pero no nos sentíamos representados por ninguna. La creación de esta asociación nos está permitiendo una situación de mayor profesionalización y salida al mercado exterior", ha señalado.

Meridiano está siendo la encargada de negociar algunos aspectos que serán trascendentales para el arte argentino en los próximos años. A la espera de una Ley de Mecenazgo para todo el país --ya existe una en la ciudad de Buenas Aires--, también se deberán mejorar otros aspectos fiscales como la tributación --actualmente el IVA está en un 10,5% para obras de arte, aunque las fotografías no entran en esa categoría-- o facilitar la circulación de obras, con recargos aduaneros.

Una galería argentina representativa es la de Jorge Mara --estará presente con dos artistas en ARCO--, quien abrió antes una galería en Madrid en los años 90 y ahora ve con optimismo cómo se repite dos décadas después esta situación en Buenos Aires, dónde "está todo por hacer" en cuanto al arte contemporáneo.

Mara define el arte argentino contemporáneo como algo "enormemente centralizado" en Buenos Aires --al igual que ocurre con otros sectores-- y "predominantemente urbano", con "una identificación total" con la ciudad. "Hasta el arte más comprometido viene de la ciudad", ha explicado para contraponerlo a otro tipo de arte latinoamericano como el brasileño, "donde hay un componente más fuerte y autóctono".

Precisamente, un ejemplo de este tipo de compromiso viene de proyectos como el de la artista Fernanda Laguna, que estos días se ha exhibido en otra de las galerías participantes en la feria, Nora Fisch. Laguna lleva trabajando varios años con jóvenes en desigualdad social y su trabajo más reciente cuenta con obras de adolescentes de Villa Fiorito, una de las más castigadas de la zona.

"Esta es la manera de hacer arte político de los argentinos, no está en la retórica de la obra sino en una acción real. No es un juicio de valor, pero eso nos diferencia de otros artes latinoamericanos: no somos vociferantes en la obra", ha aseverado Fisch.

LAS ZONAS POBRES
Con un país en el que el 30% de los jóvenes es pobre --según un reciente estudio de la ONU--, el nuevo Gobierno de Macri ha decidido actuar favoreciendo la llegada del arte a zonas más desfavorecidas, con un buen resultado de momento. Así, el Distrito de las Artes podría ser un buen ejemplo, con el aumento de galerías en los barrios de La Boca, San Telmo y Barracas.

La Fundación Proa --que estos días muestra por primera vez en Argentina y Latinoamérica una retrospectiva del artista ruso Kazimir Malevich-- fue pionera en el desembarco en esta zona y poco a poco se han ido sumando muchas galerías para "promover la inversión en arte y revitalizar una zona por años relegada", tal y como explica el propio Gobierno argentino.

UN NUEVO MALBA 'SOCIAL'
Pero sin duda alguna uno de los proyectos más esperados es este aspecto social será la construcción del segundo museo MALBA del empresario Eduardo Constantini, previsto para el año 2019. A escasos metros del museo actual, con un terreno para rehabilitar de 10.000 metros cuadrados en Villa 31 --otra de las zonas más desfavorecidas-- y con la idea de darle un lugar predominante a las artes performativas.

"Tiene un significado muy profundo por la actual situación de pobreza en el país, con la que creo que todos tenemos una responsabilidad a la hora de construir puentes. Queremos otro MALBA que mire al barrio y contemple sus necesidades", afirma Constantini, para quien la figura del coleccionista es primordial en el arte argentino, al aportar hoy en día más que las instituciones en la compra de arte.

De la misma idea es otro de los grandes nombres del coleccionismo, Aníbal Jozami (director del MUNTREF) para quien a Argentina "siempre le ha faltado una política de difusión" de sus artistas en el mercado exterior. "Todo lo que tenga que ver con el coleccionismo en Argentina es mucho más sacrificado que en otros lugares. El caso del artista Antonio Berni es una muestra más de la ineficiencia de nuestro país para promocionar la cultura", ha lamentado.

EL PRECIO DEL ARTE ARGENTINO
Una de las míticas galeristas de la ciudad rioplatense, Orly Benzacar, cree que esta falta de coleccionismo institucional conlleva "un problema de precios y una pérdida de valor" de algunas obras de artistas locales. "No tenemos duda de que la calidad del arte argentino es buena, pero necesitamos más puentes", ha alertado.

Algunos precios de obras que estarán en ARCO oscilarán entre 4.000 y 8.000 euros, dando buena muestra de un valor que podría ser mucho más alto en otras situaciones. "En el fondo, parte de este problema puede ser una oportunidad, porque podría fomentar que la gente se anime a comprar obras de artistas consolidados que están siendo valorados como si fueran un artista joven que acaba de empezar en Nueva York", ha señalado Fisch.

En cualquier caso, de nuevo esto puede ser visto como algo positivo, tal y como hace el artista Eduardo Stupía, cuya obra irá a Madrid con la galería Jorge Mara. "Quizás una marca fuerte nuestra sea la economía de medios, pero eso define una forma de producir, aunque a veces el pensamiento esté por encima de las capacidades productivas", ha concluido.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El Museo del Prado, ahora en el Parque El Tunal de Bogotá

Hasta la fecha ha sido visitada por más de 250.000 personas

Carme Teatre organiza el primer ciclo Carme Dansa

De octubre a diciembre

David Delfin y Ralph Lauren, candidatos al Premio Lujo Responsable 2018 en Marbella

Se conocerá el 21 de diciembre en la gala de los Luxury Advertising Awards

La fundación Cajasol acoge la entrega de la VII Edición de los Premios Emilio Castelar a la Defensa de las Libertades y El Progreso

La escultura de los premios es obra de las artista sevillana Mercedes Naranjo

"Siempre he vivido en un ambiente conectado con el arte"

Entrevista a la pintora Victoria Ezquerra Borobia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris