Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Del sufrimiento de los animales

Mario López
Mario López
sábado, 14 de agosto de 2010, 19:32 h (CET)
Todavía hay individuos que no tienen claro que los animales sufren cuando se les hace daño. Son dignos herederos de aquel Papa que a mediados del siglo XIX, hace menos de doscientos años, aún le estaba dando vueltas a la espiritualidad de los esclavos negros. Yo no creo en la existencia del alma, pero sí en la dignidad humana.

Entiendo que lo que para mí es la dignidad humana es lo que para el Papa podría ser el alma. Bueno, pues después de darle muchas vueltas, el Papa decidió que los esclavos negros tenían alma. No un alma semejante a la de los blancos, claro está, pero sí algo que de alguna manera les diferenciaba favorablemente de los chimpancés. Hoy no creo que exista en la tierra alguien capaz de mantener que el alma de los negros es distinta a la de los blancos. Pero todavía hay quien piensa que los animales no sufren. Hace mucho tiempo que la ciencia sabe perfectamente del dolor de los animales. Y no hace falta ser científico para darse cuenta de cuándo un animal sufre. Algunos dicen que si se prohiben las corridas de toros también habría que prohibir los zoos. Quizá haya que prohibir los zoos, pero no porque se prohiban las corridas de toros. Son cosas que no tienen nada que ver. En el zoo no ves a ningún animal salvajemente torturado, como puedes verlo en ua plaza de toros; puede que sufra algún tipo de depresión por estar en cautiverio, pero desde luego no tiene nada que ver con lo que siente un toro con el cuerpo cosido a banderillazos y atravesado por una espada. No obstante, no estaría de más abrir un debate sobre el cautiverio de los animales. Las mascotas, por regla general, llevan una vida apacible para ellas y dan compañía a sus amos. Entre amos y mascotas existe una relación simbiótica muy positiva. De hecho, hay científicos que aseguran que, no solamente los niños salen beneficiados con la compañía de los perros, sino que los perros mejoran sus habilidades en compañía de los humanos, de tal suerte que cada vez los perros son más inteligentes. El hombre puede actuar con los animales como un sádico o como un buen compañero de viaje. Yo soy partidario de lo segundo, aunque a eso no se le llame arte.

Noticias relacionadas

La maldita enfermedad

A lo largo de la historia se han declarado pandemias que han diezmado la población de grandes zonas del mundo

Siempre quedará Valle

En tiempos turbulentos, en los que España parece un boceto de sí mismo, un esperpento, hay que reconstruir los cristales cóncavos de la Calle del Gato

Podemos, el cuarto en discordia

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris