Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Política   Podemos   Diario de un español en crisis  

¿Quo vadis Podemos?

Mientras no se den cuenta de que la única vía es la unidad de la izquierda y no el sorpasso estaremos en presencia de políticos de corto alcance, ingenuos profesores universitarios un tanto zorollos
Francisco Morales Lomas
miércoles, 15 de febrero de 2017, 00:09 h (CET)
Las últimas guerras sin cuartel han dejado el albero ahíto de sangre. Eran estoques clavados hasta el corvejón. Allí no se andaban con florituras ni bálsamos. Era una guerra. Pero como todas, pírrica. ¿Qué ganaron los contendientes? ¿Qué habían perdido antes? Las guerras son siempre pírricas y en realidad el único perdedor es PODEMOS. Así parecían corearlo sus seguidores que hablaban de unidad. Una palabra maldita en un partido político de izquierdas. ¿Desde cuándo ha habido unidad en un partido político de izquierdas? Dialécticamente es casi un imposible metafísico. ¿O no?

Dicho lo cual, tras esta guerra solo ha ganado la apisonadora. Una apisonadora que ya conocíamos pero que en los últimos tiempos había cedido terreno ante ese Trotsky venido a menos nombrado Íñigo. Como buen intelectual, generó un discurso ideológico pero también osó templar gaitas al líder.

¿Y ahora qué?

Ahora están en el mismo o peor punto de salida. Con un colectivo nada desdeñable de un treinta y cuatro por ciento de individuos en contra del líder carismático y un partido que quiere ser alternativa de poder al PP. Y yo con estos pelos.

Muchas cosas deben cambiar en España para que PODEMOS sea una alternativa de poder. Lo primero es la palabra unidad y el acercamiento a las posturas de izquierda. El recientemente fallecido, el bueno Marcos Ana, no se cansaba de repetirlo una y otra vez: dejémonos de posturas irreconciliables, acerquémonos y creemos ideas que sirvan a los ciudadanos para progresar y vivir en mejores condiciones sociales.

¿Está en esa línea de pensamiento el nuevo PODEMOS-Vista Alegre II.0?

Mientras no se den cuenta de que la única vía es la unidad de la izquierda y no el sorpasso estaremos en presencia de políticos de corto alcance, ingenuos profesores universitarios un tanto zorollos a los que les va más el corto plazo que cambiar las condiciones de la sociedad, su transformación para favorecer a las mayorías sociales.

Es una cuestión muy simple. Señores de PODEMOS, no va a ser posible hacer un referéndum en una parte de España para fulminarla, no va a ser posible que triunfe un programa electoral de un partido. Si siguen con estos postulados, por incapacidad o negligencia dialéctica, acabarán dejando libre el camino a los fascismos, que vuelven con su irracionalismo y carga de testosterona cuando el ciudadano no ve salida ni líderes que miren más allá de su propio ego y su dialéctica de ensimismamiento.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Las fiestas patronales y las epidemias de antaño

​Pocas crónicas de fiestas patronales, yo diría que ninguna, vamos a leer este agosto

La guerra licuada

Combinando motivos geopolíticos y económicos, la voz opositora más potente viene de Estados Unidos, pues el incremento de sus exportaciones de gas natural licuado a la Unión Europea es una prioridad

Son días de valorar más el esfuerzo ajeno

Son días de aquilatar el esfuerzo ajeno, y con ello, de paso, el propio

Un esfuerzo global es una victoria segura

Quien no lo ha dado todo no ha dado nada. Está visto que no podemos desfallecer, siempre es importante mantener los esfuerzos de respuesta comunitaria

El Milagro

Parece ser que hace 2000 años hubo un día en que fue necesario el reparto de alimentos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris