Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Pujol: "Estoy muy dolido con Millet"

Rafael del Barco Carreras
Redacción
martes, 27 de julio de 2010, 23:46 h (CET)
23-07-10. Recién estallado el caso Millet clico en La Vanguardia ante ese título. Me sonaba a otro de sus hipócritas discursos. Al final no me pude contener y en el apartado de comentarios añadí el simple; ¡Qué cara más dura!, al que ahora añadiría… Su habilidad en desmarcarse de la podredumbre por él creada entra en la leyenda.

Me contaba un condiscípulo del Instituto Bancario, que trabajó por los 70 cercano a Pujol en la Banca Catalana, que su verborrea era infinita, que no callaba ni bajo el agua. Y rodeado de pelotas y fervorosos catalanistas ¡o eso gritaban con el jefe! sus peroratas tomaron el tono dogmático y patriarcal del aprovechado visionario. Por inventar se inventó hasta una nueva historia de Cataluña. Y para quien se creó más de un millón de adictos votantes con los básicos principios del “catalanismo”, por entonces convertido en negocio o estafa bancaria; ahora, tomándose por finca propia el país, sus delirios pasan de castaño oscuro.

En octubre pasado aun no se había aireado el papeleo encontrado en el Palau de La Música, los socialistas aprovechaban contra CIU sin valorar que también saltaría su liebre, dimitiendo la gente de Urbanismo del Ayuntamiento (y se señalan a los de la Generalitat), pero todos, sabiendo muy bien las “metidas de mano”, preparaban y lanzaban sus discursos. El arte de la “sobreinformación”.

Millet era uno de los hombres de Pujol desde la época Banca Catalana, como todos los de su estricta confianza, y Pujol sabía esa distribución en las obras públicas del 2´50% para sus fundaciones y partido y del 1´50% para el recaudador. Una norma que es de suponer regía para otros de sus hombres, y que como todo lo ilegal controlado a groso modo acaba en un pastel de rica miel, o en Suiza, Jaume Camps, otro recaudador. Y por lo que me cuentan, en las obras públicas el dinero negro sigue corriendo con CIU o con PSE, y ahora que van escasas, más “comisión” o “financiación”, o sea, Gran Corrupción.

Los de Banca Catalana tenían experiencia, por entonces, pleno franquismo; absolutamente todos los bancos y cajas en Barcelona pagaban y cobraban “extratipos” en efectivo. Yo los he cobrado y pagado, entre otros a LA CAIXA en la firma de varias hipotecas a mis inmobiliarias. Y si se van al Juzgado por difamación, tengo los talones del 3% que se entregaban en presencia del propio notario en la central de Vía Layetana, y antes de firmarse las escrituras. Lo he contado hace años, y nadie se ha atrevido a desmentirlo… aunque me han insultado. La doble y triple contabilidad era normal y forzosa, de lo contrario no te comías un rosco.

De aquello a esto solo media una total degeneración de la política y las finanzas alcanzando a toda la clase política barcelonesa, pues solo así se entiende que los socialistas prediquen aquí el Estatut y en Madrid en el Senado votan por lo contrario.

Noticias relacionadas

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa

¿Hacia un Golpe de Estado en España?

¿De la III República al Golpe blando?

España encerrada en sí misma

Justo en la esquina de la calle donde me crié en Vigo había un quiosco de barrio

Una puta mierda de sentencia

La sentencia condenatoria contra él es una desgracia para todos los españoles

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris