Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Cuestión de confianza

Mario López
Mario López
sábado, 24 de julio de 2010, 08:46 h (CET)
Probablemente la convivencia es sólo un asunto de confianza, y, probablemente, no tenga por qué no serlo. Ayer vivíamos por encima de nuestras posibilidades, pagando nuestros veraneos con un dinero que aún no nos habíamos ganado, porque el banco nos daba crédito; hoy ni siquiera llegamos a fin de mes, porque ya no nos lo da. Cuestión de confianza.

Es posible que la actual legislatura se agote antes de lo previsto, si Rodríguez Zapatero pierde la confianza de la Cámara de los Diputados. El Estatut que nos dejó el TC no gusta a casi nadie porque casi nadie confía en él. La corrupción política nos ha llevado a unos niveles de desconfianza en nuestras instituciones tales que la ciudadanía está empezando a renegar de la democracia. La selección española de fútbol ha llegado a lo más alto porque se ha deshecho de la secular desconfianza que de sí misma ha adolecido hasta hace un par de años. La falta de confianza rompe matrimonios, amistades y sociedades mercantiles, de la misma manera que nos hace más incapaces, pusilánimes y vulnerables a cualquier adversidad. Si es tan importante la confianza para nuestra convivencia, ¿qué deberíamos hacer para cultivarla y fortalecerla? ¿Cuáles son las políticas que más confianza pueden inocular en nuestra sociedad? ¿Cuáles las pautas de comportamiento de la ciudadanía? ¿No merecería este asunto un debate nacional? ¿Un estudio riguroso? ¿No se deberían poner a trabajar en ello nuestros cerebros mejor dotados? Deberíamos adoptar la confianza como medidor de nuestra prosperidad, antes incluso que el PIB. Y, ojo, que una vez que se ha perdido, es casi imposible recuperar la confianza, tanto en las cosas como en las personas.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris