Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Motivos de rechazo a la ley de aborto

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
jueves, 22 de julio de 2010, 00:00 h (CET)
Cinco de Julio de 2010. Fecha negra en los Anales de la Democracia española. Entra en vigor la Ley del Aborto libre, pendiente de la aceptación a trámite del recurso de inconstitucional presentado por el PP ante el T.C.

Aquí mis pequeñas razones de rechazo y total oposición a este engendro legal:

- Por no concebir que alguien se arrogue el derecho de vida o muerte sobre otros.

- Por considerar un crimen eliminar al ser humano más inocente e indefenso.

- Porque me dan gran pena todas las mujeres engañadas, explotadas y marginadas.

- Porque infinidad de personas - matrimonios o no - serían felices adoptando niños.

-Por ser buen español y desear que España no se convierta en un país de viejos.

-Porque los niños y niñas son lo más puro, noble y bonito de la Creació.

- Por ser esta Ley injusta, inhumana e inmoral, aunque sea legal.

-Por no defender a los más pobres y necesitados: madre e hijo por nacer.

-Por crear mal precedente para liberar otras injusticias: robo, eutanasia, difamación...

-Por despreciar un millón de firmas del PUEBLO SOBERANO. Ni recibirles.

-Por no prever ninguna clase de ayuda ni para la madre, ni para el hijo por nacer.

-Por permitir a niñas de 16 años, ocultar su embarazo y operación a sus padres, que son quienes más le aman y los que le ayudarán.

-Por enriquecer como buen negocio a muchas Clínicas abortistas.

-Por considerar un derecho de las madres, matar a sus hijos de 14 o 16 semanas.

-Por proteger más a los animales-multas millonarias- que a los humanos.

-Por no permitir votar en conciencia, sino solo con las consignas del partido.

-Por no proteger salud física ni síquica de las madres. Es un coladero para lo demás.

-Por no tener el consenso de la mayoría del pueblo español que rechaza esta ley.

-Por haberse valido del engaño, las prisas, sin demanda social y casi, casi de tapadillo.

-Por no respetar el 1º de los derechos fundamentales, el derecho a vivir. Sin él, nada.

-Por creer ser un triunfo, progresismo, cuando es una desgracia, y un regreso...Y porque soy hijo de Dios y respeto su ley de amor al prójimo.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris