Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Conocer gente

Maite Nicuesa (Pamplona)
Redacción
miércoles, 21 de julio de 2010, 23:51 h (CET)
Uno de los mayores temores del ser humano es la soledad. Sentirse indiferente ante la mirada ajena. Especialmente en verano, cuando existe más tiempo para disfrutar del ocio y tal vez las relaciones sociales adquieren un protagonismo añadido. Por este motivo, y pensando en positivo, cuando uno tiene deseos e ilusión por conocer gente nueva y hacer amigos, tiene que pensar sencillamente en qué medios tiene a su alcance para poder descubrir a personas con aficiones similares, gustos comunes o simplemente, con un nexo de unión a partir del cual construir una relación duradera en el tiempo.

Conocer gente nueva es uno de los deseos más universales puesto que no sólo aquellos que se sienten solos sino que también muchos de aquellos que cuentan con una familia y con un entorno social amplio también se sienten afortunados cuando descubren a una persona que merece la pena. Conocer gente y hacer amigos refuerza las emociones positivas y agradables: alegría, esperanza, júbilo, agradecimiento, empatía… Además, aquel que está receptivo ante el contacto con el prójimo, tiene curiosidad por descubrir el universo de otro ser humano y pone de su parte para dejarse conocer. Muestra, sencillamente, que está vivo. Vivo en el sentido más amplio de la expresión porque compartir es un síntoma de felicidad infinito.

En algunas ocasiones, la frustración surge cuando se desea conocer gente y hacer amigos, sin embargo, no se tiene la clave del lugar adecuado para conocer a gente afín a uno mismo. Lógicamente, el azar juega en este asunto un tema importante. Pero sin duda, lo más esencial es perseverar, no darse por vencido y sentir, sencillamente, que cualquier persona más allá del vínculo que establezcamos, podrá aportarnos algo positivo. Incluso la sonrisa de un desconocido cuando caminamos por la calle puede producirnos una emoción placentera de autoestima y paz interior.

Por eso, si estás buscando un lugar en concreto para poder conocer gente nueva debes tener en cuenta todos los medios a tu alcance: puedes realizar un curso sobre un tema que te guste, puedes acudir a conferencias, salir a pasear por la ciudad, pedir a tus amigos que te presenten a sus conocidos, invitar a tomar algo a un compañero de trabajo.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris