Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Aborto

María Victoria Camino (Madrid)
Redacción
miércoles, 21 de julio de 2010, 23:43 h (CET)
Aborto pero sin ver al niño el rostro. Don Benigno Blanco, afirma: “los defensores del aborto no quieren ver al niño no nacido, no quieren que se hable de él, pretenden ocultarlo para que se tome la decisión de abortar como si no hubiese una vida en juego”. Así es, porque el aborto es un acto brutal inaguantable a la vista de una persona normal. En la Comunidad de Valencia se obligará a las clínicas abortistas a mostrar a las madres la ecografía del niño.

¿Les enseñarán, también, fotografías de niños abortados? En este tema, lo único verdaderamente aceptable es la unión de todos los cristianos y las personas de noble corazón para defender la vida del niño hasta conseguir una ley humana que reconozca el derecho de todos a la vida, y, así, a nadie se le desampare. La ley de aborto no exime de culpa, pues una ley contra la dignidad humana no puede ser legítima sino despreciable Políticos y personal sanitario deben presentar la objeción de conciencia, sin sufrir por ello ningún tipo de discriminación. El aborto es una canallada que irrita al Cielo y a los hombres de buena voluntad, sean o no creyentes; una acción deleznable e inmoral; una tropelía machista contra el ser humano más indefenso, de una violencia extrema por su indecible tortura; un acto criminal y diabólico, cainita, desde la soberbia y cobardía, con repercusión negativa en lo económico y en la demografía de un país. Esa barbarie inhumana no quedará sin castigo divino: “la sangre de tu hermano grita ante Mi desde el suelo” (Génesis, 4, 10).

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris