Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Igualdad de trato

Manuel Villena (Granada)
Redacción
miércoles, 21 de julio de 2010, 23:37 h (CET)
Sr. Presidente de Gobierno: Por no extenderme en demasía me limitaré a exponer muy brevemente mi caso. Hace algún tiempo un insolidario y especulador del suelo me vendió un piso, haciéndome ver que era un espléndido negocio. A lo largo de este tiempo mis circunstancias económicas, como las de tantos ciudadanos, han sufrido, nunca mejor dicho, un notabilísimo cambio. Es por ello que no he podido hacer frente a los últimos pagos acordados. Ante esta situación el especulador, haciendo gala del más absoluto egoísmo e insolidaridad, acudió a los tribunales de justicia y éstos han dictado una sentencia que no me es favorable. Dicha sentencia, considero en mi fuero interno, atenta contra mi dignidad e intereses.

Viendo la actitud que los nacionalistas catalanes (incluido el Sr. Montilla militante de PSC) ante la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto Catalán y su complaciente ofrecimiento de desarrollar los aspectos declarados no constitucionales con leyes que se saltarían a la torera dicha sentencia, quisiera solicitarle haga lo mismo en mi caso, pues no estoy, en absoluto, de acuerdo con la sentencia que atenta, como dije anteriormente, contra mis intereses y dignidad.
Apelando a su complacencia y talante espero se tome mi caso con el mismo interés que el caso del Estatuto Catalán.

Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris