Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El matrimonio estable y la familia sostenible

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
domingo, 18 de julio de 2010, 13:45 h (CET)
Los progenitores enlazados a través de los esponsales y sus retoños están en mejor situación que las estirpes que han padecido un divorcio, las parejas de hecho y los hogares monoparentales. Tienen mejor robustez, menos indigencia y tasas bajas de embriaguez y otras adicciones; los chavales presentan menores índices de frustración escolar y fechorías juveniles, menor repetición en las relaciones carnales precoces y embarazos no deseados; en sus casas hay menos violencia doméstica. Estas son algunas de las importantes conclusiones de una investigación confeccionada por The Family Watch.

The Family Watch es una iniciativa de la International Federation for Family Development, que congrega instituciones ocupadas de la orientación familiar en más de 50 estados y tiene estatuto consultivo en el Comité Económico y Social de la ONU.

La familia estable y basada en el esponsales es la mejor fórmula para la armonía doméstica. Su rendimiento medio evidencia el que reciba una ayuda destacada en los presupuestos estatales.

El razonamiento clave para los planes socioeconómicos es la sostenibilidad.

Apropiando este concepto, The Family Watch concreta la “familia sostenible” como la que mejor salvaguardar la tranquilidad de sus miembros sin dejar en la estacada a la sociedad en general y el de las futuras generaciones. La unión matrimonial estable cumple esas estipulaciones.

Resultan convincentes los testimonios que demuestran los resultados de la estabilidad familiar. Por ejemplo; los índices más bajos de embriaguez y consumo de drogas entre los que componen los hogares estables son una descarga para los servicios sociales establecidos.

Un estudio británico, empleado por The Family Watch para procesar su indagación, estima cuánto importan a Inglaterra las rupturas conyugales: alrededor de unos 26.000 millones de euros al año.

Se trata, dice The Family Watch, de concentrarse en promover “lo que funciona”, que a la vez resulta, según las investigaciones, el ideal de la mayoría.

“La sociedad no es sino el desarrollo de la familia; si el hombre sale corrompido de la familia, entrará corrompido en la sociedad”, afirmó el político francés Jean-Baptiste Henri Lacordair.

Noticias relacionadas

La prueba de las banderas, ya innecesaria

J. LLano, Madrid

Nosotros estamos en lo cierto y ellos equivocados

G. Seisdedos, Valladolid

El nacionalcatolicismo, la póliza especializada

A. Alonso, Madrid

Democracia es mucho más que poner urnas

M. Palacios, Lleida

La tribu como autodefensa

V. Rodríguez, Zaragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris