Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La semiótica de la Roja

Mario López
Mario López
sábado, 17 de julio de 2010, 11:10 h (CET)
Toda desmesura produce un efecto de vacío en el ánimo difícilmente reparable. El caso de la celebración del triunfo de la Roja no escapa a esta realidad. Además, el propio nombre recientemente adoptado por la selección española de fútbol, representa en sí mismo un exceso.

Exceso semántico que provoca muy distintas reacciones en según quien lo oiga o mente. El semiótico Charles Morris, concibió la Teoría del Estudio de los Signos o semiótica, a partir de tres disciplinas: la sintáxis, la semántica y la pragmática. Esta última abarcaría todos los fenómenos psicológicos, biológicos y sociológicos que tienen lugar en el funcionamiento de los signos. El signo más prevalente en estos momentos, a nivel colectivo, en nuestro país, es la Roja. Su caso ha desatado todo un huracán en el campo de la pragmática. Los valores psicológico y sociológico que encierra son tan radicalmente antagónicos según los particulares prejuicios ideológicos de quien la invoque, que tienen toda la carga de una bomba nuclear. Ahora estamos en plena euforia, o en el inicio de la resaca, pero cuando volvamos a la cruda realidad de nuestra vida cotidiana, notaremos el lacerante vacío que se abre entre el triunfo simbólico de la selección y nuestro propio real fracaso, y la Roja (o si se prefiere, su significante) se consolidará como un elemento más de confrontación. Al final, todo esto se acaba traduciendo en que las gestas que un día han tenido un poder terapéutico enorme en el contexto de la cohesión tribal, a la siguiente vez pierden toda su fuerza. Una buena ración de gambas, satisface; dos, pueden empachar.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris