Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Ciclismo

Etiquetas:   Ciclismo / Tour de Francia 2010   -   Sección:   Ciclismo

Premio para el debutante veterano

"Purito" batió a Contador en Mende
Redacción
viernes, 16 de julio de 2010, 15:04 h (CET)
Joaquim Rodríguez, del Katusha, se alzó con el triunfo en la 12ª etapa del Tour de Francia. El catalán atacó a menos de tres kilómetros de meta y se hizo con su primera victoria en su primera ronda gala al derrotar a Alberto Contador, que distanció a Andy Schleck en 10 segundos.


(© EP)


Álvaro Calleja/ SIGLO XXI

» Clasificaciones
» Situación de los favoritos
» Las notas

“El ciclismo no es duro porque hago lo que me gusta. ¡Bendito sacrificio!”. Así las gasta “Purito”, un enamorado de su deporte, una persona que ha hecho de su afición, su trabajo, de su hobbie, su fuente de ingresos. Joaquim Rodríguez, todo un veterano, de 31 años, un catalán alegre, siempre con una sonrisa en su rostro, con las bromas por bandera, hizo realidad un 16 de julio de 2010 el sueño que tiene todo ser humano que pone su culo sobre un sillín y que hace fuerza con sus piernas para mover dos pedales. Ganó en el Tour de Francia, la carrera en la que nunca estuvo, en la que nunca participó. Por eso, por ese gusanillo que le picaba, se marchó de Navarra a Rusia, cambió el negro y el rojo del Caisse d´Epargne por el azul y el blanco del Katusha y puso la primera piedra para que yo esta tarde esté escribiendo sobre su victoria más preciosa, sobre su triunfo más valioso.

Joaquim, que es de Parets del Vallés, puso en Mende, donde Miguel Indurain pudo encontrarse con el fin de su reinado en una de las míticas estrategias de Manolo Saiz allá por el 95, donde Marcos Serrano ganó diez años más tarde de aquello, la guinda a una temporada excepcional, maravillosa. Empezó brillando en París-Niza, sobre las mismas cuestas por las que hoy fue directo a la gloria. Luego, la Volta a Catalunya, la prueba de casa, se interpuso en su camino y la añadió a su palmarés. Después, se llevó el GP Miguel Indurain y voló por las terribles rampas de Aia, esas que muchos suben con la bicicleta a cuestas, esas que él tuvo que cruzar para vencer en la quinta etapa de la Vuelta al País Vasco. Más tarde, Cadel Evans evitó su triunfo en la Flecha Valona. Y por último, por fin, puso su GPS dirección Rotterdam para navegar durante tres semanas por la grande que le faltaba en su libro de ruta.

Sólo ha tardado trece etapas, catorce contando el prólogo, en poner su sello, en dejar su firma en la carrera por etapas más importante del mundo, en la competición ciclista más mediática del planeta. “Purito”, así se le conoce por hacer una de sus gracias en el primer entrenamiento con la ONCE en 2001, atacó cuando nadie se atrevía a hacerlo, cuando ninguno, ni Contador, ni Schleck, ni Evans, ni Menchov, ni Samuel, ni Basso, ni Gesink, ni Kreuziger, ni Sastre, ni Leipheimer, quería derrochar fuerzas que luego tuviera que necesitar. Es la tradición de este Tour. El miedo a perder, el pánico a caer por ser valiente.

Es la tradición que no pega con Joaquim Rodríguez, que pertenece a esa clase de corredores combativos que nunca se dan por vencidos. Hoy cayó, probó el suelo, pero, herido, con magulladuras por todo el cuerpo, se levantó y lo intentó. Son muchos los años desaprovechados, los años viendo el Tour desde lejos, a través de una pantalla, que no quiere perder ni una sola oportunidad que se le presente.

Más o menos, como le sucede a Alberto Contador, el chico que practica samba sobre la bici, el que tansmite confianza con su mirada, que salió tras la estela del catalán y pronto vio que una luz amarilla cada vez se alejaba más, más y más. Era Andy Schleck, el que se hinchó de moral la semana pasada en Morzine-Avoriaz y aventajó a su rival y amigo, algo poco habitual en la última época, en diez segundos. Mismo tiempo con el que hoy el de Pinto, en territorio de Jalabert, donde en marzo ganó en medio de un festival español, le aventajó. Gracias a una maniobra perfecta en un puerto corto (3,1 km) pero muy duro (10,1% de pendiente media).

Perfecta para él, claro. Porque no pensará lo mismo su compañero Vinokourov, que se metió una paliza durante toda la jornada. Cogió la fuga buena, una de 18 componentes, y luego estuvo presente en la selección. El kazajo, bruto, que tiene dos gemelos como dos martillos, se quedó con Vasil Kiryienka, uno de los suyos, Andréas Klöden y Ryder Hesjedal, a los que fue dejando, uno a uno, hasta quedarse solo en cabeza. Pasaban los metros y todo seguía igual. Pero, mientras tanto, por detrás, se desató la guerra que acabó con sus esperanzas a kilómetro y medio de la pancarta final. Allí, “Purito” recogió el premio que el Tour le tenía guardado durante tanto tiempo y Alberto Contador le devolvió la jugada a Andy Schleck. Diez segundos menos diez segundos, igual a cero. Su próxima cita, en Los Pirineos.

Los mejores españoles en meta
TOP 3
1. Joaquim Rodríguez
Debuta en el Tour con victoria. Mende tendrá grabado su nombre para toda la vida.
2. Alberto Contador
Sacrificó la victoria de Vinokourov por rebajar su diferencia con Andy Schleck. Fue segundo y le sacó diez segundos.
3. Samuel Sánchez
El asturiano volvió a estar con los mejores. Llegó en sexta posición, justo por detrás del pequeño de los Schleck.


Noticias relacionadas

Chris Froome celebra su primera Vuelta en la despedida a Contador

El británico consigue el 'doblete' tras su cuarta conquista del Tour de Francia

Los Machucos hacen sufrir a Froome y acercan a Contador al podio

Contador quedó segundo en la etapa

Majka vence en la Sierra de la Pandera y Froome entra con Nibali

López sorprende en Calar Alto y Froome refuerza su liderato

López se lanzó a la meta en solitario

Contador llevará el dorsal número 1 en su última Vuelta a España

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris