Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

A vueltas con el 23-F

Mario López
Mario López
viernes, 16 de julio de 2010, 00:27 h (CET)
Puede ser que el golpe militar del infausto 23-F de 1981 lo parara, como afirma Javier Cercas, el general Sabino Fernández Campo, temeroso de que Alfonso Armada le arrebatara la confianza del rey Juan Carlos y consiguiera llevar a cabo el plan de instaurar un gobierno de concentración nacional, presidido por él mismo y formado por miembros del PP (AP y UCD, de entonces) y el PSOE, ilegalizando al PCE y a los partidos nacionalistas, y desmontando el Estado de las autonomías.

Es posible, porque lo que está claro es que ni el rey Juan Carlos ni ningún partido político condenaron hasta bien entrada la madrugada el golpe puesto en marcha por Tejero, Milans del Bosch y Pardo Zancada. Pero, lo que no comparto con Javier Cercas es que si el general Armada hubiera llegado a Zarzuela, el golpe habría triunfado en los términos que acabo de describir. No lo creo porque, si bien es cierto que ocho capitanías generales habrían estado dispuestas a secundar el golpe, las fuerzas de seguridad nacional y la Guardia Civil, dirigidas por los generales Saenz de Santamaría y Aramburu Topete, desde un primer momento se manifestaron leales a la Constitución, así como el jefe del Estado Mayor del Ejército general José Gabeiras, que detuvo al general Armada, desautorizó a Milans del Bosch, mandó a la Brunete (por medio del teniente general Quintana Lacaci) a los cuarteles y, en última instancia, presentó a las puertas del Congreso el pacto del capot, en el que Tejero firmó su rendición. Si Armada hubiera llegado a presentarse en Zarzuela con su borrador de gobierno de concentración en la mano, probablemente Torres Rojas, San Martín, Pardo Zancada, y Juste hubieran tenido un mayor protagonismo, y la División Acorazada Brunete hubiera tomado durante algunas horas ciertos enclaves estratégicos de la capital. Pero en poco tiempo todo acabaría volviendo a la normalidad, como de hecho sucedió. Javier Cercas compara la situación de 1936 con la de 1981 y, concluye, que concurrían circunstancias semejantes, en términos de número de asesinatos políticos. Sin el menor ánimo de justificar el golpe militar del 36, que es injustificable se mire como se mire, hay que decir que en aquellos años existía un movimiento revolucionario bastante descontrolado en varias provincias del país, y en el 81 tan sólo se dejaba sentir el terrorismo de una banda cobarde que en ningún momento dio la cara, así como un PCE absolutamente desnatado. No son comparables, en ninguna medida, los golpes militares de 1936 y 1981. Yo estaba haciendo la mili en Burgos, y puedo dar fe del absoluto desinterés que reinaba en el ejército por participar en golpe alguno que no fuera el del chupito contra la barra del bar. El grotesco viaje en vuelo regular de Iberia, de A Coruña a Madrid, protagonizado por el general Torres Rojas, embutido en su más que holgado uniforme de campaña, no tiene nada que ver con el macabro vuelo nocturno de Franco desde Canarias a Ceuta que desencadenó la Guerra Civil. En 1981, el recientemente desmontado régimen franquista era plenamente consciente de que la izquierda española gastaba pólvora mojada.

Noticias relacionadas

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris