Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La jubilación de los dioses y la eterna condena de los torpes

Mario López
Mario López
viernes, 16 de julio de 2010, 00:21 h (CET)
"Ya me puedo jubilar tranquilo", ha confesado aliviado Iker Casillas. No es de extrañar, después de alcanzar la máxima gloria deportiva sin haber cumplido los treinta, endosar a su cuenta corriente (que de corriente no tiene nada) otros 600 mil euros de vellón, y poner al mundo a sus pies. ¿Qué más se puede pedir? ¿Qué más se puede hacer?

A mí, en cambio, sólo me jubilará la muerte, si es que consigo mantener una cierta estabilidad laboral, cosa que a mis cincuenta y tres años se me antoja proeza mucho mayor que la de ganar un mundial de fútbol. ¿Qué habremos hecho tan rematadamente mal los millones de ciudadanos españoles a los que la miel se nos ha vuelto cera amarga? Porque lo que parece que está fuera de toda duda es que el sistema tenga nada que ver con nuestras desgracias. Somos torpes, y a los torpes ni agua.

Noticias relacionadas

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris