Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Cesión   -   Sección:  

El fútbol como arte

Antonio Álvarez Rodrigo
Antonio Álvarez
jueves, 15 de julio de 2010, 00:00 h (CET)
¡Qué inmensa felicidad produce escribir sobre España, Campeona del Mundo! Dicen que la euforia de un triunfo así se alarga sólo durante 48 horas. Han pasado más y la satisfacción por aquella victoria todavía late en el interior, orgulloso de haber sufrido durante tantos años por un equipo que ahora maravilla al Mundo del Fútbol.

De todo lo que ha ocurrido durante el último mes, monotemático en mi vida, me quedo con tres pinceladas. La primera, tiene el sabor amargo de la derrota ante Suiza. Aquel encuentro fue fundamental, más que ninguno, para la victoria final por varios motivos: a la afición nos posó los pies en el suelo; avisó de que no iba a ser nada fácil a los jugadores; y evidenció que Del Bosque tenía las cosas claras a pesar de que aumentaron las dudas sobre su figura.

Precisamente el entrenador que ha dirigido a España protagonizó el segundo momento. Tras ganar a Alemania dijo que era el triunfo de todas las familias futbolísticas del país. Es cierto. Porque, aunque predomina la escuela de la Masía, las grandes canteras han estado presentes: Sevilla, Valencia, Lezama, Zubieta, Sant Adriá, Mareo, Oviedo, Canarias, Valdebebas y Majadahonda. Y luego está Fuentealbilla, ese pueblecito del interior, origen de Iniesta, que representa a todos los anónimos entrenadores que dedican su tiempo libre a niños que sueñan con meter el gol en la final de la Copa del Mundo.

Todos se han conjuntado para formar un equipo con un estilo de juego exquisito. Ese que el gran Andrés Montes denominó en Alemania 2006 como el “tiqui-taca”. Ya tenemos un ADN ganador. Y lo positivo es que a partir de ahora ya sabemos cómo tendremos que perder, de qué modo, cuando ocurra en el futuro, habremos de hincar la rodilla. Espero que no nos pase como a Holanda, y que las generaciones futuras traicionen a un estilo tan bello, el de esta España campeona de la Euro 2008 y del Mundial 2010 que ha hecho del fútbol un arte. Gracias y enhorabuena CAMPEONES.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris