Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Qué rápida se pasa la gloria del mundo! (T.Kempis)

Miguel Massanet
Miguel Massanet
miércoles, 14 de julio de 2010, 23:55 h (CET)
Se dice que los buenos caldos deben beberse con moderación, para que el disfrute de su calidad no acabe empañando la razón de aquel que no sabe tener la continencia precisa para saber dosificar su consumo. No dejo que nadie pueda poner en cuestión mi patriotismo ni que se me diga que no sé valorar las gestas de nuestros deportistas, puesto que he sido el primero en celebrar y en regodearme con ello. El triunfo de nuestra selección nacional de fútbol ha sido una gran hazaña y todos los españoles la hemos valorado como tal; pero debiéramos evitar caer en la exageración, intentar no dejarnos arrastrar a aquella situación que se define como estar “entre Escila y Caribdis” o lo que se pudiera entender como una atracón de optimismo que nos hiciera olvidar que España tiene otros problemas de gran enjundia que no se van a solventar, como muchos incautos piensan o como muchos políticos, como el señor Sebastián, quieren que se piense, diciendo que, con la victoria de la Selección Nacional, el PIB va a subir casi un punto. No deberíamos confundir el natural afán del pueblo español a agarrarse a las buenas noticias, para intentar encontrar una espita que nos permita aliviar la presión a la que estamos sometidos a causa de la recesión mundial y la propia y específica de nuestro país, (que nada tiene que ver con la que está afectando a Francia, Alemania y los EE.UU; que, siendo importante, dista de tener los caracteres de dramatismo que afecta a nuestra patria).

Unos días de euforia son saludables; una exhibición de banderas españolas como hace muchos años que no habíamos tenido ocasión de ver, ha sido, sin duda, gratificante; el ver salir a la calle a cientos de miles de españoles gritando “viva España” podemos afirmar que nos ha hecho temblar de emoción y si, por añadidura, esta demostración masiva del espíritu de unidad y amor a la patria, tiene lugar apenas dos días después de que, en una comunidad de España, en Catalunya, una serie de partidos políticos –un grupo de paisanos que parece que les sienta mal que se los considere ciudadanos españoles y que no dudan en maquinar y conchabarse para intentar poner en cuestión nuestro Estado de Derecho; nuestras instituciones; las sentencias de nuestros tribunales; y, por añadidura, se pelean entre sí para ver quien es el que se muestra más radical en sus planteamientos, para intentar conseguir la escisión del resto de la nación –; han querido dar a conocer al Estado español que ellos quieren la independencia; ha resultado muy saludable, muy oportuno, muy aleccionador y extraordinariamente eficaz, que toda España haya dado una muestra de unidad, aunque sea en torno a un simple acontecimiento deportivo, como ha sido la obtención de la copa del mundo de fútbol por nuestra selección.

Ello no obstante, debemos recuperar la normalidad, debemos recordar que existen otros problemas, individuales y colectivos, que nos afectan y que precisan de nuestra atención y la de nuestros políticos porque, contradiciendo al señor Sebastián, tenemos pocas posibilidades de que nuestro PIB vaya a mejorar, antes al contrario, las valoraciones que se van recibiendo están situando el crecimiento de este año 2010 en incrementos negativos como pudiera ser un – 0’6%; el FMI, por su parte, ha estimado que la previsión de crecimiento que tenía estimada para España en el 2011, debe reducirse en un 30% y, por si fuera poco, el tema de la solvencia de bancos y cajas españoles no parece que acabe de quedar aclarado. Según RBS y Fitch, unos y otros precisan de entre 50.000 y 90.000 millones de euros lo que, ante la evidencia de la dificultad que tendrá el Tesoro para poder provisionarlos, es más que probable que tengan que acudir al Fondo de Rescate de la UE, dotado con 750.000 millones de euros; para poder socorrer a aquellas naciones que pudieran estar en peligro de un grave percance económico, entre las que, por desgracia, nos encontramos Se anunció que saldría a la luz un estudio, que sería dado a conocer a toda la UE, sobre el estado de solvencia y liquidez de los diversos bancos europeos. No parece que exista mucho interés en que dichos datos sean dados a conocer y se habla de que, sólo se expondrán los de algunos bancos determinados. lo que nos hace sospechar que las dificultades de algunas entidades financieras pueden preocupar a los señores del ECOFIN y se prefiera reservarlos para evitar un posible pánico en las Bolsas.

No parece que la UE acabe de contemplar la situación de España lo suficientemente asegurada con las medidas tomadas hasta ahora por el gobierno del señor Zapatero; especialmente se recela de que se tomen con la debida diligencia, aunque se les va a dar el visto bueno en lo que respecta a este ejercicio del 2010, considerándose que las metas fijadas para conseguir disminuir el déficit público, hasta situarlo al 9’3% del PIB en el 2010 y en el 6% en el 2011 son acertadas; sin embargo, Bruselas parece tener ciertos recelos en cuanto a las acciones anunciadas por nuestro Gobierno para llevarlas a la práctica, por lo que ha pedido que se concreten las medidas de saneamiento ( el 1`75% del PIB) que se fijarán los PGE del 2011. A pesar del lenguaje correcto utilizado y de la confianza que parece desprenderse del ECOFIN, lo cierto es que parece que se pedirán “esfuerzos adicionales”. El Consejo dice:”que ha tenido en cuenta los compromisos de acelerar la consolidación de las cuentas públicas contraídos por España (reunión del ECOFIN de 5 de mayo)”, entre los cuales se contemplaba una reducción adicional del déficit del 0’5% del PIB en 2010 y del 1% en el 2011.

Me atrevería a decir que, tanto la manifestación separatista de Barcelona, como el triunfo de nuestra selección de fútbol en África del Sur, han sido como dos flotadores que le han ayudado a ZP a tomar oxígeno, apenas unos días antes del esperado Debate sobre el Estado de la Nación. Todos sabemos que, si bien nuestro Presidente es una nulidad gestionando los problemas del país y que su especialidad es procurar improvisar para salir del paso, cuando se encuentra en apuros; no obstante, es un artista en aprovechar el menor resquicio que se le presente para sacarse un conejo de la chistera. Veremos como el señor Rajoy, que tantos ases tiene en las manos, consigue evitar que ZP se saque de la manga una escalera real que vuelva a ponerlo a la defensiva, como ya ha ocurrido en pasadas ocasiones. Habrá que ver en lo que quedan las amenazas de los socialistas catalanes, que tanto pecho sacan, antes de esta entrevista que tienen concertada con ZP y lo que van a decir y votar estos partidos marginales con los que ZP hace maravillas para conseguir arrimar el ascua a su sardina. En todo caso, creo que ha llegado el momento en el que los nacionalistas, y en especial CIU, se quiten, de una vez, la careta y sepamos si, de verdad, son tan intransigentes como quieren aparentar, con el tema del Estatut o si, al fin, deciden volver a darle soporte a ZP, ante el temor de que el PP consiguiera una mayoría, lo suficientemente fuerte, para que pudiera prescindir de ellos en el gobierno de España.

El verano puede que nos de una tregua. La gente tiende a dejarse engañar con el objeto de que no le fastidien las soñadas vacaciones, pero mucho nos tememos que, al llegar el otoño, cuando cesen los contratos temporales tan propios del estío, el desempleo vuelva a mostrarnos su cara más fea y, como no haya un repunte claro de la economía, no debiéramos descartar nuevos impuestos y movimientos sociales de rechazo. Todo es posible.

Noticias relacionadas

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris