Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Afloran los complejos

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
martes, 13 de julio de 2010, 22:40 h (CET)
Hace apenas unos días instábamos a dejar de decir eso de ‘La Roja’ y difundir lo de siempre: selección española. Y lo hacíamos por aquello de que era el apelativo con el que se conocía a Dolores Ibárruri, además de como “La Pasionaria”, así como completábamos una de nuestras colaboraciones diciendo que “mientras muchos seguíamos sintiéndonos orgullosos de ver ondear la bandera nacional, los más radicales de esa izquierda irreverente y adocenada no tendrían inconveniente en quemar, destrozar o agujerear banderas o iconos de la enseña nacional”.

Pues ahí lo tienen; apenas han pasado unas horas y los complejos han empezado a aflorar en algunas localidades vascas y catalanas, donde los separatistas ven peligrar sus espacios de ‘mamandurria’ y contemplan cómo la bandera de España y la idea de España no tiene nada que ver que la cortedad de miras que ellos imprimen a la cuestión.

Cada vez que España ha podido vibrar con algún acontecimiento extraordinario, los representantes del colmillo retorcido han buscado la ocasión y la disculpa para evitar la palabra ESPAÑA o para sacar a relucir los complejos que históricamente acompañan a la izquierda radical; es decir a la ‘izmierda‘.

Durante el Mundial de fútbol se ha comprobado que los políticos de este país, que se llama ESPAÑA, van por un camino, en tanto que la población y la realidad van por otra. Mientras los ciudadanos vibran y cultivan la unidad de España — con sus peculiaridades ya aceptadas -- la racanería, la incultura y la mediocridad nacionalista pretenden mantener la ‘mamandurria’ propia, tergiversando el día a día e incitando a los menos formados a contemplar una ESPAÑA de lamentos, odios, envidias y esperpénticos separatismos, bien bajo formas trasnochadas o desde el vulgar animalismo.

Da lo mismo mirar hacia Cataluña, Vascongadas, Asturias, Canarias, Castilla, Andalucía,…todo es ESPAÑA, menos para el ridículo y el esperpento que representan los ‘espadachines’ del separatismo vasco y catalán. No porque los hombres tengan ideas se hace más fácil la convivencia. Recordemos a Unamuno: “Es menester que los hombres tengan ideas, suele decirse. Yo sin negar esto, diría más bien: es menester que las ideas tengan hombres”.

El tiempo ha demostrado que los representantes de los nacionalismos y del separatismo luchan por un objetivo absurdo e inalcanzable dentro de un país constitucional; pero, ya se sabe, abusando y amparados en la libertad de expresión se cometen verdaderos ‘crímenes’ y delitos contra la libertad en todas sus formas.

Noticias relacionadas

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza

Rajoy da alas a los separatistas

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris