Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

El juez amarga la noche a DEC

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
lunes, 12 de julio de 2010, 08:14 h (CET)
Los del programa DEC el pasado viernes tuvieron que hacer el programa sin la estrella que habían promocionado desde la semana anterior cuando una periodista del programa de los viernes por la noche de la cadena de Planeta, Antena3 TV, salía de una habitación con una gran sonrisa y anticipaba que ya se habían firmado todos los papeles para que un hombre la próxima semana se sentara en el sillón del popular programa para explicar sus supuestas relaciones con Alfonso Díez, actual novio de la Duquesa de Alba.

Clamor, ¡gran exclusiva¡ exclusiva que, según ellos, todos los medios iban persiguiendo desde el momento de la aparición de Alfonso en la vida de la aristócrata y del que, según ellos, todos creían que había un más allá o un más acá en su vida personal.

Sabemos de Alfonso Díaz que es un hombre cordial, educado, con gran sentido del humor y que nació en Palencia y es hijo de familia numerosa, que uno de sus hermanos era amigo personal del anterior marido de Cayetana de Alba, estoy hablando del fallecido Jesús Aguirre. Sé, como todo quisqui, que Alfonso trabaja como Funcionario del Estado y acude a su trabajo todos los días, al menos hasta el momento de escribir esta crónica.

Cuando se supo que Cayetana de Alba y Alfonso Díez tenían intención de formalizar, vía matrimonial, su relación se armó un gran escándalo con intervención de los hijos de Cayetana que pusieron el grito en el cielo por la , según ellos, “extraña” boda que iba a realizar su madre y entre otras cosas porque a ellos ese señor les caía mal y creían que más que amor lo que había en el corazón de Alfonso era interés, él tiene ahora 59 años y la duquesa 84, la diferencia de edad hacía creer a los vástagos de tan noble dama que el interés del funcionario era evidente y tenían que protegerla.

A lo largo del tiempo, según doña Cayetana, sus hijos la habían dejado sin su compañía y la mujer quería tenerlos, no siempre, pero de vez en cuando a su lado, es por eso con la aparición de Alfonso en su vida la mujer con más títulos de España se sintió acompañada, divertida y tenía con quién reír, divertirse y viajar, ya no tiene que viajar a Tailandia o a la Conchinchina acompañada tan sólo por sus chicas de compañía.

Una campaña de prensa corría en paralelo, dicen algunos que auspiciada por los hijos de la duquesa que bajo ninguna excusa querían ver a Alfonso cruzar Liria ni ningún otro Palacio propiedad de los Alba. Lo que hace el dinero. Cayetana, que estaba muy mal de salud en estos años, después de una operación ha vuelto a ser la mujer divertida, comunicativa y enérgica que siempre fue y más después de pactar con sus hijos que con Alfonso iba a tener una relación especial de amistad y de prometer a los Reyes, algunos dicen que fue la Reina, otros que el Rey y los terceros que los dos juntos, que se olvidaría de matrimoniar de nuevo, pero siguió su relación con Alfonso. Han ido de viaje, han sido siempre cautos pero la prensa les persigue y ellos salen por todas partes, los que creen que Alfonso es malo malísimo han afirmado que quién avisa a los fotógrafos es Alfonso y otros aseguran que los hijos de Cayetana están encantados de que esto suceda.

Así las cosas la bomba surge este viernes cuando los de DEC con las uñas afiladas estaban dispuestos a preguntar a su invitado por esa supuesta relación con Alfonso, pero la justicia existe y algunas veces, pocas, es rápida y Alfonso cuando tuvo conocimiento de este invitado, al que dice no conocer de nada, puso el caso en manos de su abogado para que pidiera medidas cautelares para evitar que el emprendedor empresario que iba a hablar de su supuesta relación de hace veinte años no lo hiciera y tampoco que en DEC se hablara de la misma.

Evidentemente a los de DEC se les agrió la noche y tiraron de lo habitual apelando a la libertad de prensa, la libertad que tiene todo el mundo de expresarse, es cierto pero obviaron o bien se olvidaron de que todos los seres tienen derecho a proteger su vida privada, una vida que sólo a cada uno pertenece y para defender este derecho está la justicia. Lo peor de esa noche, desde mi punto de vista, fue que engañaron a su audiencia ya que desde el principio del programa tenían la orden del juez con las medidas cautelares.

Las medidas cautelares las tenían en DEC desde antes de empezar el programa y por la audiencia y faltando a la libertad de salvaguardar la vida privada de quién ejerciendo su libertad las había pedido ellos jugaron con esa resolución, lo hicieron mostrando al invitado sin hablar diciendo que esperaban una resolución judicial que ya conocían.

Mientras organizaron un debate acerca de Alfonso, de las relaciones de éste con Cayetana de Alba, fueron más allá, mucho más, por esa boquitas de piñón se tuvieron que escuchar comentarios impropios de profesionales del periodismo, se vertieron comentarios como el de Chelo García Cortés que afirmaba que nunca se fió de Alfonso, su única prueba era la diferencia de edad entre él y el de la duquesa y que además ella sabía muchas cosas, se las calló para tirar la piedra y esconder la mano, esparzamos mierda a ver qué es lo que queda. Lo mismo o parecido hizo Rosa Villacastín la cual dijo que ella conocía toda la vida de Alfonso y tampoco le merecía ningún respeto. Pruebas cero. Y el más “exquisito” colaborador, Enrique del Pozo, al que no le importa hacer cualquier tipo de manifestación cuestionable con tal de formar parte del show y estar sentado en esa silla y otras, dijo que como no se le dejaba hablar al invitado y a él no se le permitía contar su supuesta relación con Alfonso se levantaba de esa silla y se iba ya que para él,(recuerden que todo el mundo le conoce por ser cantante hace años pretéritos, por pertenecer al grupo “fuerte” de Crónicas Marcianas y que en este circo mediático sólo aporta delirium tremens) la libertad de expresión es parte ineludible de la vida del informador. Lo dijo bien D E L I N F O R M A D O R, si señor, pero no de todo aquel que se base en prestar datos cuestionables y no contrastados.

Antonio Montero cargó contra el abogado Saavedra que es el abogado en quién Alfonso Díaz había confiado para que las medidas cautelares llegaran a buen fin. Posiblemente este letrado goza de pocas simpatías, e incluso tiene temas que resolver con la justicia pero el señor Saavedra en su cometido como abogado se limitó a hacer su trabajo, al señor Saavedra, que tiene mucho que desear como persona, en su trabajo hay que dejarle tranquilo, no mezclemos los asuntos, ellos, ¡hala¡ hablemos que para eso nos pagan, sustentaron sus críticas en dirimir el hecho de que Saavedra pida medidas cautelares en este caso cuando ha escrito un libro en donde habla mal y cuenta secretos de muchos de sus antiguos clientes. Nada tiene que ver una cosa con la otra. Mezclaron todo, las churras con las merinas, “su público” donde la mayoría desconoce lo que son unas medidas cautelares se quedó a medias.

No importa, dejemos rodar sólo un hecho, Alfonso Díaz Carabantes, según los periodistas de DEC, ha sido quién para salvaguardar su intimidad no permite hablar de la vida que sólo a él le pertenece. Una memez pensar que dos personas de edades tan dispares no pueden tener una relación, la que sea. Parecía que esa noche de viernes DEC formaba parte de esa familia de los hijos de la Duquesa que tanto, aún hoy, están luchando para despojar a su madre de la persona que la hace feliz.

Fuera de lugar y de mal gusto me pareció el comentario formulado por Gema y Rossi sobre si Alfonso dedicaría su tiempo a una sencilla portera. Me pareció que María Patiño es la que toca más de pies al suelo y ya la semana anterior cuando se anunció la presencia del invitado que iba a hablar de la supuesta relación con Alfonso manifestó sus dudas de que éste pudiera acabar sentado en el sillón de invitados, lo mismo hizo durante el programa, dijo más o menos que Cayetana tiene mucho poder y hace algún tiempo ya evitó la publicación de un libro sobre su vida.

Es cierto, hace años cuando trabajaba en la SER en el programa EL SERMÓN dí una noticia previamente contrastada sobre el entonces Duque de Alba, Jesús Aguirre, a los pocos días se me pidió que la matizara, lo hice a pesar de……..Yo les propongo a los de DEC desde esta columna por qué no hacen un examen periodístico y explican con datos, esos que ellos tienen y nunca dan, sobre los diversos amores de Cayetana, de todos, es posible que hallen otros perfiles parecidos a los que, supuestamente, se le atribuyen a Alfonso o sólo es Alfonso el hombre a quién ahora hay que echar de la vida de la mujer con más títulos de España.

Si los personajes tienen pasado y es difícil exponerlo lo mejor es callar, no hablar por hablar y comentar y afirmar que se tienen pruebas y luego callar y no mostrarlas una vez sembrada la duda, no, esa no es la forma. En periodismo me enseñaron tantas cosas que al parecer hoy no sirven y si cuando veo a los actuales “friquis” mediáticos que suplantan en los platós a los periodistas me duele, pero si esto lo hacen los llamados mejores profesionales del país en esta especialidad los debería denunciar, pero desgraciadamente los Colegios de Periodistas y demás Asociaciones por el estilo sólo se dedican a mantener informados a sus abonados con cuestiones de tercera.

A los 84 años y a cualquier edad, cuando se tiene mayoría de edad, todo el mundo puede hacer lo que quiera, ese es el caso de Cayetana de Alba, está sana y en su recuperación ha formado parte la compañía de Alfonso Díaz mal que le pese a la familia, a sus amigos y a la prensa en general, cualquier persona tiene derecho a hacer de su vida lo que le de la gana, incluso comprar una relación, en la historia los casos de amor comprado ocupan páginas y páginas. Entiendo que los herederos de la Casa de Alba tengan miedo de un hombre que llega de la calle, pero los hijos de Cayetana ya saben a estas alturas por sus investigaciones, por todo lo que han hecho, quién es y a qué se dedica Alfonso, un hombre en un plató de televisión hablando de 20 años atrás ¿es tan importante?, quizá, ¿con quién estaba Cayetana hace 20 años?, ese es el principio y sus hijos y la trayectoria de los mismos. Quizá ha llegado el momento en que todo el mundo se calle, si se tira del hilo habría mucho estiércol para el abono de los campos de la Duquesa y quizá Alfonso saldría el más bien parado, pero, claro, en DEC tienen que atrapar al más débil para así conseguir el mayor share de la historia, telecinco les está comiendo el terreno, y no hablemos ya después del éxito de La Roja.

Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris