Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La parte por el todo   -   Sección:   Opinión

Unidades indisolubles

Óscar Arce Ruiz
Óscar Arce
lunes, 12 de julio de 2010, 08:10 h (CET)
El proceso que ha llevado desde la elaboración y aprobación del Estatuto de Cataluña hasta la sentencia del Tribunal Constitucional, hace que nos planteemos cuál es el modelo de Estado que necesitamos.

Digo que necesitamos, porque más allá de lo que queramos o dejemos de querer, la realidad acabará imponiéndose y no será posible acceder a ella por medio de clasificaciones y conceptos del siglo pasado. El concepto de Estado ha de cambiar simplemente porque la configuración de los Estados ha cambiado.
Ya no somos todos morenos, católicos y nostálgicos, aunque sigamos empeñados en serlo.

Será seguramente el momento de dar cabida también a las reivindicaciones locales, ensanchando el Estado-Nación hacia la plurinacionalidad que nos enriquece sin jerarquías. Sólo cuando nos reconozcamos entre nosotros como iguales podremos ser realmente iguales.

El modelo que expresa la Constitución Española de 1978 es un Estado más o menos adecuado a la coyuntura histórica de entonces, cuando el modelo de la modernidad todavía podía cumplir funciones esenciales tras una larga dictadura. Más de treinta años después, la situación ha cambiado.

El Estatuto de Cataluña pone de manifiesto que lo que falla no son sus artículos, sino el marco en que se engloba. Para redactarlo habría sido necesaria una reformulación de la Constitución que reflejase una idea de adaptación de los límites del Estado. El caso es que la reforma no parece siquiera estar en los planes de nadie con potestad para hacerla.

Hace falta volver a pensar qué queremos y cómo queremos hacerlo, pero teniendo en cuenta que el tiempo ha pasado y que lo que era válido para entonces puede no serlo ahora.

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris