Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La institución matrimonial

Maria Victoria Camino
Redacción
sábado, 10 de julio de 2010, 14:14 h (CET)
El 5 de julio, en Madrid, hubo una manifestación general de gays. No sé por qué la expresión “orgullo gay”, cuando ninguno, en el fondo, se siente orgulloso de su tendencia sexual. Se nace hombre o mujer; de ahí deriva el matrimonio, que no es una institución discriminadora, como tampoco lo es la Magistratura aunque todos no sean ni puedan ser jueces.

Manifestarse los homosexuales para que les reconozcamos sus derechos, yo diría que sobra a estas alturas: ya la gente no aborrece a nadie por su tendencia sexual, ni creo que piense que son inferiores. Ese disparate conllevaría ignorancia o malignidad; pero no es común. Otra cosa es la institución matrimonial, secular y santa, universalmente reconocida, que debe mantenerse, y reconocerla y protegerla el Estado por sus positivas consecuencias sociales. El matrimonio es garantía de valores esenciales como la vida y la familia, aunque haya gente de ideología masónica contraria a los vínculos familiares y a la vida. La estupidez de algunos hace repetir lo obvio: el matrimonio es la unión estable del hombre y la mujer, que hace posible la perpetuidad de la especie, la ayuda mutua y el amor. Sí, lo sé: ha habido matrimonios equivocados; pero esos errores humanos no quitan su importancia a la institución matrimonial, como no la quitan, a la medicina, el que haya médicos ineptos.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXIX)

El Opus Dei no es santo porque lo sea un miembro concreto. Ni viceversa

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris