Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Todos a una

Pilar Mariscal (Málaga)
Redacción
sábado, 10 de julio de 2010, 13:54 h (CET)
Es de admiración la unión que crea el fútbol. “Todos a una”. Hoy, no hay ni un solo diario de papel, ni digitales, radios y televisiones que comiencen y acaben sus programas con la noticia del Mundial, esta noche a las 8 ya no hay otra cosa que hacer en España que no sea, ver el partido. Cuántas banderas, en los balcones, en los coches… (¡Bueno, y que gracias al fútbol podemos colgar!, porque si no te tachan de fascista, como poco, hoy eso de llevar la insignia de la bandera de España para un español se ha convertido en bochorno y casi en delito, a no ser que sea eso, con motivo del fútbol). A mi me parece muy bien, que la gente disfrute viendo a su selección y no digo nada si ganan… ¡imagínense! Vaya, por anticipada mi felicitación.

Pero, lo que no me resigno a comprender es que con la ley del aborto que ha entrado en vigor esta semana, no sean motivos suficientes para que la sociedad se una, ahora más que nunca, para defender el derecho a vivir de los seres humanos inocentes en el vientre de sus madres.

No es necesario ser católico y tener fe para darse cuenta de que hay una vida humana indefensa en cada embrión que se concibe. Nos guste o no, la naturaleza humana no la podemos modificar. El futuro de nuestra sociedad y de nuestros hijos está amenazado. No es cosa de derechas, ni de izquierdas, ni de creyentes o no creyentes: es cosa de cualquier hombre o mujer responsable, informado, que todavía conserve el precioso don de pensar. Basta abrir los ojos y comprobar esta realidad natural.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris