Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Recalificar

Rafael del Barco Carreras
Redacción
sábado, 10 de julio de 2010, 13:48 h (CET)
Un colectivo me escribe: Si, cualquier idea o aclaración informativa, teórica, técnica etc., será muy bien recibida.

Y es que España es un país que está descubriendo sus verdades, que la Crisis pone patas arriba conceptos muy comunes entre “mafiosos” (muy adecuada la pregunta de Albert Rivera en el Parlament sobre quién era el “ capo” en el affaire Palau de la Música de Barcelona) pero tan ignorados por la buena gente que ni están en el diccionario:

Cualquier día van a tener que incluir en el Diccionario de la Real Academia Española la palabra 'recalificar', que a día de hoy no existe, y darle esta acepción: 'Tomar a los ciudadanos por imbéciles'. Escribía en EL PAIS Benjamín Prado f. 5-10-2006 en el artículo titulado “por qué la palabra RECALIFICAR no existe”.

Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:

recalificar. 1. tr. Cambiar la calificación de un terreno de rústico a urbano o viceversa: el ayuntamiento recalificará esos terrenos industriales para construir parques y jardines.

De tanto repetir la palabra “recalificar” me olvido que existen más mundos que la corrupta Política española, y que merecen explicaciones concretando ese tocomocho español que ha conducido el País a la ruina, y a unos pocos a multiplicar exponencialmente su fortuna en negro. La “oficial o en blanco” si conviene quebrará para que bancos y cajas se queden los activos supervalorados antes de la Crisis, y de nulo valor en la actualidad.

Con unos papelitos firmados por un ayuntamiento una “caja de ahorros amiga” (con tasadora propia para valorar en lo que convenga y gobernada por políticos locales), y tan amiga como el alcalde que ha firmado el papelito (amigo o del Partido) te da un crédito hipotecario para que pagues el terreno (que de rústico casi no tiene valor) y construyas o vendas a una inmobiliaria a diez o mil veces más de lo comprado. Lo de “amigo o amiga” significa con quien se reparte el “negocio”. Sencillo, pero como lo obvio para un mundo de chorizos no lo es para personas normales, o más allá de nuestras fronteras, cabe especificar, repetir, insistir.

El artículo de EL PAIS del 2006 (ver en Internet) que se refiere a Madrid, cuando aun se hablaba del Oasis Catalán, y por supuesto la Prensa , Radio o Televisión catalanas jamás hubieran puesto en duda la catadura moral de recalificadores y financiero-inmobiliarios, podría acoplarse a Barcelona y el bienvenido hotel de los líos del Palau de Música. Un intento que evidencia miles de “excelentes negocios” entre PSE y CIU, juntos o por separado, hasta el vaciado de “sus caixas”, y repito, el agotamiento de toda posibilidad de crédito internacional.

Pero ayer, no solo me llamó la atención la pregunta sobre “recalificar”, sino dos artículos enviados a mi mail, sobre impuestos en USA y España, y las retribuciones en sociedades del Ibex 35.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris