Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Políticos y deporte

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
sábado, 10 de julio de 2010, 13:47 h (CET)
Tengo la impresión que los políticos españoles, excepto los nacionalistas, no valoran la importancia del deporte de masas como factor de cohesión social. La política al uso es la del enfrentamiento, la de la descalificación del contrario, la del cordón sanitario, la de aislar a la oposición. El resultado salta a la vista: El pueblo dividido y enfrentado, cada grupo a mirarse el ombligo y buscar el propio interés. Los ideales comunes brillan por su ausencia.

Hoy por hoy, los españoles nos hemos achatado y empequeñecido como pueblo. Carecemos de unión, de ideales comunes y de amplitud de horizontes en el concierto global.

Aconsejo a todos los dirigentes y políticos, que vean un filme actual, excepcional, de factura perfecta y de dirección e interpretación relevantes. Me refiero a “Invictus”. Dirigido por Clint Eastwood e interpretado por Morgan Freeman, Matt Damon y un plantel de actores fuera de serie, este filme encierra unas valiosas lecciones para todos, pero en especial para los políticos. Refleja lo ocurrido en Suráfrica (1995). Un líder negro Nelson Mandela, tras 27 años de cárcel, es elegido presidente. Se dedicó a unir a negros y blancos, tras años de odios, muertes e injusticias y lo logró a través de un deporte, el rugby, aliado con el capitán del equipo nacional. Sólo ver el entusiasmo del canto del Himno nacional a millares de negros y blancos, pone los pelos de punta. Los políticos españoles ¿están, con los triunfos del Mundial de fútbol, a la altura de las circunstancias?

Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris