Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El ciclismo desde la cuneta   -   Sección:  

De peleas, resurecciones y montañas

Álvaro Calleja
Álvaro Calleja
@alvarocalleja
sábado, 10 de julio de 2010, 10:19 h (CET)
Muchos ya lo habrán visto, ya lo habrán leído o ya lo habrán oído, pero, por si acaso, para los que no se hayan enterado de lo sucedido ayer tras cruzar la línea de meta de la sexta etapa del Tour de Francia, se lo voy a contar. Por desgracia, Carlos Barredo, un asturiano, y Rui Costa, un portugués, protagonizaron la imagen más lamentable de lo que llevamos de carrera. El primero, rueda en mano, fue en busca del segundo, al que le quiso colocar la rueda en forma de collar y con el que se enzarzó en una pelea, acabaron ambos a puñetazos y en el suelo, que pasará a la historia.

Una reacción que vino precedida, que vino motivada por un codazo del de Caisse d´Epargne al de Quick Step cuando la carrera aún no había finalizado. Codazo que fue acompañado por una actitud lamentable, se estuvo riendo de Barredo, por parte de Rui Costa. Y no quiero justificar la reacción del último ganador de la Clásica de San Sebastián, pero, conociéndole sólo un poquito, viendo su impecable trayectoria, tuvo que suceder algo muy grave para que respondiera de aquella manera.

Otro que también fue protagonista hace unos meses de una acción similar, que no igual, pues no resultó nadie herido, es Mark Cavendish, el de la peineta de Romandía. El chico malo que ha vuelto. El chico malo que resurgió en Francia. El chico malo del que, si les soy sincero, no esperaba nada en este Tour tras lo visto en las primeras etapas. Pero estaba equivocado. Dos actuaciones expléndidas de su lanzador, Mark Renshaw, le han llevado a conseguir dos etapas consecutivas que vuelven a darle una confianza que perdió, poco a poco, durante toda la temporada.

Confianza que no tiene que recuperar Alberto Contador, que de ella va sobrada, quien hoy y mañana ya se encontrará en su salsa, en su terreno, en la montaña, donde se ha hecho invencible, donde comenzó su dictadura en las grandes vueltas. El de Pinto, que ha salvado la primera semana sin problemas, no creo que vaya a atacar, ya que no le conviene vestirse de amarillo tan temprano, pero quizá pruebe el nivel de sus rivales, el estado de forma de Andy, de Armstrong, de Basso, de Evans, de Leipheimer o de Menchov. O quizá, se pruebe a sí mismo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris