Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La falsedad bancaria

Mario López
Mario López
sábado, 10 de julio de 2010, 10:09 h (CET)
¿Por qué será que los moluscos bivalvos se parecen tanto al sexo de una mujer y los gallegos dicen que un buen percebe ha de ser como pene de home? ¿Es la naturaleza caprichosa?

Yo diría que en este caso no. El ser humano alcanza su plenitud en la coyunda y comiendo marisco. No es de extrañar, por tanto, que ambas cosas se parezcan. Por consiguiente, no hay nada más propio que hablar de la almeja de la mujer o del percebe del hombre. Ojalá pudiéramos hallar una correlación tan perfecta como ésta, entre la caja de un banco y la hucha familiar. La hucha doméstica es dramáticamente veraz, mientras que no existe en el mundo nada más mendaz y engañoso que el asiento contable de un banco. Igualmente, no existen dos discursos más contradictorios entre sí que los mantenidos por los líderes políticos y los expertos en macroeconomía, a la hora de dar un diagnóstico sobre la situación financiera que vivimos. Mientras los líderes carismáticos nos aseguran que lo peor ha pasado, que en breve nos veremos rodeados de brotes verdes, aunque -eso sí- sin novedad en las colas del paro, los expertos en macroeconomía nos alertan que esto no ha hecho más que empezar, que en dos años la situación será aún más dramática y que estamos condenados a vivir, por los siglos de los siglos, con índices de desempleo próximos al 15%. Me merecen mucha más confianza los expertos que los líderes; en esto y en casi todo. En primer lugar, por la manera que tienen de llamar a las cosas. Los líderes carismáticos nos hablan de confianza y de estrés bancario; dos conceptos profundamente abstractos, y ya sabemos a qué nos ha conducido la abstracción en los activos bancarios. En cambio, los expertos nos dejan claro algo que, por puro sentido común, se entiende a la perfección: es imposible corregir los defectos del sistema financiero si no conocemos con precisión el valor real de los activos bancarios; mientras los asientos contables de la banca sean pura materia demiúrgica no hay nada que hacer. Decía el gran Amedeo Avogadro: "El derecho que es por un costado la prosa, se torna poesía en la lucha por la idea, porque la lucha por el derecho es verdaderamente la poesía del carácter". Y hay que tener claro que el solo hecho de conocer con precisión el alcance de la basura que esconden las cuentas bancarias no nos va a hacer salir del problema, sino únicamente nos ayudaría a situarnos en la posición más adecuada para abordar el problema. Otra cosa bien distinta es que seamos capaces de resolverlo. Lo que sí está meridianamente claro es que si la banca no se sincera, el sistema está irremisiblemente abocado a su destrucción. No estaría de más que los líderes mundiales, durante una de las muchas mariscadas a las que suelen acudir, meditaran sobre la verdad que encierra el sexo de una mujer y su adlátere la almeja.

Noticias relacionadas

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris