Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Nos mienten, ¡Yo no soy tonto!

Mario López
Mario López
miércoles, 7 de julio de 2010, 06:03 h (CET)
El personal ya está pidiendo cárcel para los trabajadores de Metro Madrid. Tengo que reconocer, y no me cuesta una mierda hacerlo, que soy gilipollas. ¿Cómo es posible que no me haya dado cuenta de que los madrileños son todos ellos multimillonarios, empresarios autónomos, con piscina y chalet en la playa de la Mangueta?

Nada, que estoy gilipollas. Hace décadas leí a otro gilipollas, que se llamaba Arturo Barea, y que contaba que en la España del pasado Borbón, el ilustre pornógrafo Alfonso, fueron los tipógrafos los que organizaron el lío en la villa y corte. Claro, hoy ya no hay tipógrafos, ni anarquistas, ni azucarillos con agua ardiente. De hecho, nos van a prohibir bañarnos antes de las tres horas posteriores al almuerzo. Y como te vean en la piscina municipal tirándote al agua, al rato de papear, te llevarán a la prisión preventiva de Moratalaz, con los negros que venden coca y con las cocas que venden negros. A mí, sinceramente, me la suda el curso de esta historia que más bien es historieta. Nos mienten tanto y tan constantemente que da ganas de mudarse a Logroño (y no estoy hablando de la capital de la Rioja). Añoro la sabana (y las sábanas). Ese cachorrillo de león que no sabrá de nada, pero al menos tiene la certeza de que no le va a visitar jamás ni el inspector de hacienda, ni el comercial de Movistar, ni los ciberinvasores de la tele. Ese guapo cachorrillo hará todas sus necesidades sin pagar IVA. Añoro la ley de la selva. Hoy más que nunca, porque los sátrapas la han impuesto prohibiéndonos la réplica. Y a mí me gusta el teatro, qué coño. Por cierto, he tomado la decisión de no escribir ni un solo texto que no contenga, al menos, cinco tacos. ¿Y por qué cinco? Ay, amigo, ay.

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris