Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   SUDÁFRICA 2010 / CUARTOS DE FINAL   -   Sección:   Fútbol

“Pichichi” Villa escribe una página para la historia (0-1)

España está en semifinales tras haber finiquitado la maldición de cuartos
Redacción
sábado, 3 de julio de 2010, 21:13 h (CET)
España jugará por vez primera una semifinales de un Mundial tras romper el maleficio de cuartos de final gracias a un gol del Pichichi mundialista, Villa, en el 83´. La Roja tuvo que imponerse a Paraguay y al árbitro, cuya mala actuación pudo costar caro. Casillas, decisivo, paró una pena máxima a Cardozo y Xabi Alonso falló otra tras haber anotado el primer lanzamiento




España rompió la maldición de cuartos y estará en las semifinales ante Alemania (FIFA)



FICHA TÉCNICA
0- Paraguay: Justo Villar (2); Verón (1), Da Silva (2), Alcaraz (2), Morel (1); Víctor Cáceres (1), Barreto (1), Riveros (2), Santana (2); Valdez (2), Cardozo (1).
1- España: Casillas (3); Sergio Ramos (1), Piqué (2), Puyol (2), Capdevila (1); Busquets (2), Xabi Alonso (1); Iniesta (2), Xavi (1), Villa (3); Torres (1)
Cambios : En Paraguay Vera (1) por Barreto (min.64), Santa Cruz (1) por Valdez (min.72) y en España Cesc (2) por Torres (min.54), Pedro (1) por Xabi Alonso (min.75), Liedson (-) por Simao (min.83)
Goles: 0-1 Villa min.83.
Árbitro: Carlos Batres (Guatemala) (0). Amonestó en Paraguay a Víctor Cáceres (59´), Alcaraz (60´), Morel (71´) y Santana (87´). En España mostró la amarilla a Piqué (56´) y Busquets (59´).
Incidencias: Partido correspondiente a los cuartos de final de la Copa del Mundo. 94.000 espectadores en el “Soccer City Stadium”. Terreno de juego en perfectas condiciones. Antes del inicio del partido, los dos capitanes de ambas selecciones, Iker Casillas y Justo Villar, leyeron un manifiesto contra el racismo.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: El pase a las semifinales
Fue un partido muy complicado, la Selección no jugó bien pero consiguió ganar y meterse entre los cuatro primeros 60 años después de Brasil´50.
Lo peor: El árbitro
Mandó repetir un penalty que Xabi Alonso ya había metido anteriormente. Tras fallar el segundo lanzamiento tampoco vio otra pena máxima muy clara de Justo Villar sobre Cesc. Además, en la acción del penalty debió de haber expulsado a Morel y sólo le mostró la amarilla.
El dato: 3 de julio de 2010, una fecha para la historia
Este día siempre será recordado por el que España consiguió el pase a unas semifinales de un Mundial. Ahora, Alemania es el último obstáculo para presentarse en la final.
Manuel Monfort / SIGLO XXI

Corría el minuto 83 cuando el marcador señalaba un peligroso 0-0 que invitaba a ir a la prórroga. España no podía ante la correosa Paraguay, el árbitro había hecho de las suyas y la maldición de los cuartos de final se estaba extendiendo nuevamente sobre el horizonte. Esos temores tan conocidos de México´86, USA´94 y Corea´02 estaban impregnando la atmósfera y amenazaban con fastidiar otro Mundial.

Sin embargo, todo mal fario, tarde o temprano, es eliminado. Algún día tenía que ocurrir y el exorcista de turno fue el mejor de todos, David Villa, el gran hechicero que ahuyentó todos los males que tantas pesadillas han envuelto los sueños futbolísticos de muchos españoles. El “Pichichi” rompió el candado del cerrojo “guaraní” y puso el grito de jubilo en toda España. ¡Por fin llegó el esperado gol! Ese que condujo a España hacia unas ansiadas semifinales y a Villa a proclamarse Pichichi del Mundial con cinco goles a sus espaldas.

El gol, de hecho, no tiene desperdicio. Lo creó Iniesta, que avanzó en la frontal sorteando un adversario, pensó en un segundo y vio a Pedro totalmente solo en la derecha. El canario, muy astuto, buscó cruzarla pero se topó con el poste derecho de la portería paraguaya. El rechace le cayó a David Villa que se topó nuevamente con el poste, esta vez el izquierdo, que desvió el esférico hacia el otro poste hasta que finalmente el esférico murió en el fondo de las mallas. Igual como si fuera una película de suspense. Entrará, no entrará…Al final el final fue feliz. ¡Ya tocaba!

Hasta ahí la película parece muy bonita pero antes tuvo escenas dramáticas y de sufrimiento. Y si no, ¿Cómo se explica que en un minuto hayan dos penaltis, uno en cada área y se fallen los dos? Increíble pero cierto. El primero, muy claro, cometido por Piqué sobre Cardozo pero entonces apareció “San Iker” para adivinarle la intención al propio Cardozo. El delantero del Benfica la pegó fuerte hacia el costado derecho e Iker la blocó. Evidentemente, en este Mundial no podía dejar de aparecer la figura del gran portero de La Roja y se mostró.

Cuando no habían ni pasado 60 segundos el colegiado pitó otro penalty en la área contraria. El derribo de Alcaraz sobre Villa fue muy claro, aunque el central debió de ser expulsado y solo vio la amarilla. La pena máxima fue transformada en primera instancia por Xabi Alonso pero el colegiado, incomprensiblemente, mandó repetirla alegando que un jugador español había invadido el área en el momento del lanzamiento cuando resulta que eso no era cierto. El segundo intento fue rechazado por Justo Villar que en el momento de despejar cometió otra infracción sobre Cesc. La indignación era máxima pero Carlos Batres ya no se atrevió a señalar de nuevo el punto fatídico.

Hasta ahí terminaron las escenas más emocionante pues el resto fue bastante aburrido. Paraguay hizo, dentro de lo que es su filosofía, un gran partido. Cerró bien las líneas de pase, hizo un gran despliegue táctico e impuso un ritmo físico bastante alto. El problema fue que España no mostró la frescura del día de Portugal y en su lugar mostró una imagen bastante plana. Estuvo muy previsible en la circulación, los creadores no ofrecieron todo su repertorio de creatividad y las líneas estuvieron demasiado estáticas.

Mala fue la primera mitad, donde España no tiró ni siquiera entre los tres palos. Tan sólo hubo algunas acciones esporádicas, en las que destacó una volea de Xavi que rozó el larguero. En los primeros compases, Paraguay incluso tuvo la posesión y en el primer minuto disfrutó de una buena ocasión por medio de Santana que Iker detuvo. Asimismo, en el filo del descanso reclamó un gol anulado a Valdez por posición antirreglamentaria del delantero del Dortmund.

A raíz de ahí el partido se incendió con el ya conocido desenlace y en los instantes finales se pudo romper a favor de uno de los dos costados. España la sentencia en las botas de Villa pero Justo Villar le adivinó el disparo. El último cartucho de Paraguay lo tuvo Santa Cruz que solo ante Iker no pudo acertar ante el meta madrileño. Gran Iker y gran España que se medirá ahora a la peligrosa Alemania en las semifinales. Ni Paraguay, ni el árbitro, ni el mal fario de cuartos de final pudieron evitarlo…

Noticias relacionadas

Juve-Barça, duelo directo por pase y liderato

A los italianos sólo les vale el triunfo

El Real Madrid se quita las penas a base de goles

Los de Zidane golean al APOEL y sellan el pase a octavos como segundos de grupo

El Sevilla obra el milagro en una noche épica

Los de Berizzo logran empatar un encuentro que perdían 0-3 al descanso

Griezmann: "No me arrepiento de haberme quedado en el Atlético"

Contento con su rendimiento pese a las dificultades de marcar

El Eibar pasa por encima del Betis y recupera la sonrisa ganando dos meses después

Los andaluces son novenos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris