Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Un grupo de buenas personas

Josefina Galán (Málaga)
Redacción
viernes, 2 de julio de 2010, 06:41 h (CET)
Con la misma valentía con que Irina Sendler salvó a 2500 niños judíos entrando como enfermera en los ghetos y convenciendo a sus padres para sacarlos de allí y evadirlos de Alemania, en donde les esperaba una muerte segura, sin temor a que en represalia, los nazis le rompieran pies y piernas, no pudieron detenerla. Hoy, también, existen grupos de jóvenes que el fin de semana en lugar de irse de marcha como muchos, se dedican a plantarse ante las puertas de los abortorios con el objetivo de intentar evitar que algunos niños sean asesinados en el vientre de sus madres.

Mientras la sociedad prefiere seguir adormecida en los brazos letales del materialismo, estos jóvenes al menos algún día podrán decir “lo hemos intentado” unos harán oídos sordos pero otros salvarán a sus hijos de pasar por la trituradora.

Cuando nos juzgue la Historia, ellos serán reconocidos como “héroes”, aunque en muchos medios ni siquiera se hace el menor comentario, sino todo lo contrario están siendo perseguidos e insultados, por el hecho de acercarse a las mujeres embarazadas para ofrecerles su ayuda. Mientras, los tibios cierran los ojos ante la evidencia.

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris