Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

¿Se calienta una nueva guerra fría?

Isaac Bigio
Isaac Bigio
viernes, 2 de julio de 2010, 04:58 h (CET)
Después de que Putin visitara EEUU y mantuviese una buena relación con Obama, el domingo la FBI capturó a una decena de ciudadanos acusándolos de ser espías rusos. La guerra fría, que se había congelado tras que se desmoronase el bloque soviético, parece que volviese a querer salir de la nevera.

La Rusia del 2010 es muy diferente a la de hace 20 años, cuando el Kremlin dominaba una coalición mundial de economías planificadas estatizadas regidas por partidos comunistas únicos. En 1991 la Unión Soviética se desintegró en 15 repúblicas que promovían el capitalismo (y la mayor parte de ellas democracias pro-EEUU). Tres de ellas (las del Báltico), al igual que los 6 antiguos componentes este-europeos del Pacto de Varsovia, se integraron a la OTAN y a la Unión Europea.

El Partido Comunista en Rusia lleva casi dos décadas en la oposición donde se ha reciclado como nacionalista pro-democracia multipartidaria del mercado.

Washington dejó de referirse a Moscú y al comunismo como su enemigo principal, y pasó a considerar que su estrategia global pasaba por enfrentar al terrorismo islámico y a los estados parias. La nueva Rusia le fue siendo un aliado inicial en la lucha contra Al Qaeda y los talibanes.

Sin embargo, nuevas tensiones se han ido generando a medida que Rusia ha salido de su debacle económica y EEUU viene perdiendo autoridad mundial. Putin objeta el despliegue de nuevos misiles en Europa oriental, traba las sanciones más drásticas que Washington quisiera imponer desde el Consejo de Seguridad de la ONU contra Irán, hace maniobras militares navales con Venezuela y ha invadido Georgia.

Con el arribo de Obama a la Casa Blanca, EEUU ha buscado deslindarse de la antigua beligerancia de Bush para tender puentes hacia Rusia, China, Europa y América Latina. No obstante, esas aproximaciones no siempre serán lineales pues habrá tiras y aflojes.

La captura de los espías rusos en EEUU es una muestra de esto último y también continúa a un anterior choque entre Londres y Moscú a raíz de la muerte de un desertor ruso. Según versiones rusas lo acontecido muestra la mano del ala conservadora norteamericana, con fuertes nexos con la FBI, la cual busca evitar acercamientos entre Obama y Putin.

Noticias relacionadas

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris