Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Desde Caracas  

Verduras bolivarianas

Alberto Andreo
Redacción
viernes, 2 de julio de 2010, 04:53 h (CET)
La diversidad de alimentos que produce la tierra a este lado del globo es apabullante. Cada vez que me acerco al supermercado a hacer la compra semanal, los escaparates me deslumbran con una nueva fruta, una nueva verdura o con el aprendizaje de una manera distinta de denominar al melocotón (duranzno) o a la sandía (patilla). Sin embargo, en los últimos días la causante del aumento de mi conocimiento en este ámbito ha sido la “lechuga verde”. Sí, lo han leído bien, uno de los componentes básicos de las ensaladas de toda la vida.

De todos es sabido los diferentes tipos de lechuga que existen y como cuanto su precio en función. Nada de esto es nuevo para nadie. Es la “lechuga verde” y su reciente posibilidad de compra por Internet aquí en Venezuela lo que ha llamado interés.

Y es que poco después de que el presidente Hugo Chávez prohibiese y cerrase diversas casas de cambio que facilitaban la compra y la venta de dólares y euros, así como las páginas web y blogs que informaban de su precio “paralelo”, el portal lechugaverde.com facilita diariamente el valor de la planta en una tasación muy similar a la que tenían las divisas antes de los cierres.

“Mucha gente piensa que este es el precio del dólar paralelo o permuta o del bono Venezuela. Nada más alejado de la realidad. Este es el precio diario de la lechuga verde en Caracas, Venezuela”. Este es el mensaje que saluda al navegante cuando entra en el sitio web. En este país está prohibido la divulgación del denominado “dólar permuta”.

Para evitar que su valor alcance niveles desorbitados, a parte de los cierres, el presidente venezolano creó un “dólar permuta oficial” que cambia también diariamente en función de unas variables económicas. La diferencia es que ahora el encargado de facilitar esos dólares es el Banco Central de Venezuela.

Esa obligación no ha conseguido atajar el problema del mercado negro, que sigue funcionando y facilitando una mayor cantidad de dólares o euros, a un precio mayor al oficial permuta, a quien los necesite. Las casas de cambio ya no realizan estas operaciones pero la gente, de forma privada sí, a pesar de que está penado con la cárcel.

¿Es el precio de la “lechuga verde” el oficial en el mercado negro? Nadie puede demostrar que sí, pero también se sabe que sí. ¿Cómo puedes evitar este tipo de trampas? Complicado, aunque el gobierno venezolano es especialista en solucionar problemas insolubles.

Yo, lo único que sé es que la última vez que me acerqué al súper y compré una lechuga normal y corriente me costó cerca de 20 bolívares y que esta página ofrece hoy la lechuga verde por 8,84. Uno ya no sabe si el gremio de agricultores está intentando reventar el mercado o si las grandes superficies están inflando de más los precios. Aún así me sigue encantando la ensalada de lechuga. Buen provecho.

Noticias relacionadas

La Orden del Mérito Civil, recompensa para los embajadores

Se concede por la relevancia de los servicios civiles prestados al Estado español

Santa Bárbara

Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena

Desconfianzas y absurdos

La pobreza extrema crece en muchas partes del mundo

¿Juzgamos la rebelión catalana o la unidad de España?

“Seremos tan fuertes como unidos estemos y tan débiles como lo divididos que estemos” J.K. Rowling

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris