Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Vicky Peláez

Isaac Bigio
Isaac Bigio
jueves, 1 de julio de 2010, 06:31 h (CET)
Después de que el presidente ruso visitara EEUU y mantuviese una Buena relación con Obama, la FBI capturó a 11 ciudadanos acusándolos de ser espías de dicha potencia. Dentro de los apresados está Vicky Peláez, una conocida periodista nacida en Cuzco en 1955, y su esposo Juan Lázaro, catedrático uruguayo-peruano.

Peláez fue una reportera de Frecuencia Latina TV en Lima que se fue a vivir a Nueva York después de que el MRTA la secuestrase brevemente. En la ciudad sede de la ONU ella se convirtió en una de las escritoras más conocidas del mayor diario hispano de ésta: El Diario La Prensa. Sus columnas semanales eran muy críticas al sistema. Este medio, pese a las divergencias que tenía con ella, la mantenía en su elenco debido a la popularidad de sus artículos en ciertos estratos.

Uno podía no concordar con su radicalismo de izquierda, pero a ella se le reconocían muchos méritos. En 1995 ella recibió la condecoración de la Asociación de la Prensa Hispana de EEUU (una de las dos más influyentes sociedades de prensa en castellano del mundo) por lo sobresaliente de uno de sus editoriales.

La FBI sostiene que el seguimiento había durado dos décadas y a los sospechosos se les imputa haber recibido dineros de Moscú, por lo que podría esperarles hasta 20 años de cárcel. Peláez sostiene que los servicios de inteligencia interceptaron sus conversaciones privadas, destrozaron su casa a la cual han plantado de micrófonos y que hurgaron todas sus pertenencias.

La acusación de que Peláez sería una agente secreta rusa no es fácil de digerir. Ella es una figura pública alineada abiertamente con el socialismo cubano, venezolano y boliviano. Esto, de por sí, la hace incompatible con el actual gobierno ruso, el mismo quien desde 1991 hace todo lo posible por desbaratar el viejo modelo ‘leninista’ y por reintroducir el mercado, y cuyo principal adversario es el partido comunista ruso.

Fuentes rusas niegan el espionaje y aducen que dichas capturas obedecen a un ala conservadora fuerte en la FBI que quiere minar los crecientes lazos entre Obama y Putin.

Judith Torrea, premio Ortega y Gasset de periodismo, escribió en El País de España que esas acusaciones les parecen inverosímiles y que ella no tiene dinero para pagar por abogados.

Lo acontecido es algo que también debería preocupar a las oposiciones anti-ALBA pues querrá ser utilizado por Chávez y Castro para demostrar que la prédica pro-democracia de EEUU es inconsistente pues no la aplican en casa.

Al margen de si las acusaciones son o no ciertas el deber de la SIP y de todo ente periodístico sería el de que se garantice que ella tenga acceso a una buena defensa y que su apresamiento no sea parte de una ‘caza de brujas’.

Noticias relacionadas

Amigos para siempre

¡A saber cómo vamos a salir de esta!

Que viene, que viene. El ministro Catalá

Y llegó el ministro Catalá, con Lesmes, al desayuno de Nueva Economía Fórum en el hotel Ritz

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris