Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Televisión y Medios
Etiquetas:   Televisin  

El a o (II)

Javier Esparza

lunes, 24 de enero de 2005, 23:37 h (CET)
La otra gran novedad televisiva de 2004, adems del desbordamiento de malos instintos de la telerrosa, ha sido la p rdida del liderazgo de TVE. Este es un hecho de gran importancia. Hasta la fecha, las cadenas privadas haban tenido que contentarse con un estatuto secundario en el panorama televisivo espa ol. Eso se ha acabado en 2004. Para calibrar los efectos del acontecimiento, basta pensar en sus posibles repercusiones en la contratacin de publicidad.

La pregunta fundamental es c mo TVE ha perdido su liderazgo a pesar de contar con grandes bazas a su favor: doble financiacin, beneficio de la inercia del p blico, extenssimo equipo profesional de buena calidad. Cierto que tambi n cuenta con la losa de su desorbitada deuda, pero sta no es nueva, y s lo ahora ha coincidido con malos resultados de audiencia. No sera del todo justo achacar la p rdida de audiencia al 'estilo Caffarel': los informativos de TVE ya haban comenzado a perder batallas ante Antena 3 varios meses antes. Tampoco ser a justo decir que las privadas toman la delantera porque se apan sobre el esc ndalo: las mejores cifras de Telecinco y Antena 3 no estn en los programas-esc ndalo, sino en las grandes series de ficcin, nacionales o extranjeras, que estos canales mantienen con seriedad y constancia.

Recordemos, por otro lado, que quien m s esfuerzo informativo despliega en la franja matinal son precisamente las privadas. La realidad es esta: durante catorce aos, las privadas han tenido que competir con la p blica en inferioridad de condiciones, porque TVE jugaba con la ventaja de la doble financiacin; a n as, las privadas han desbancado a TVE. Las privadas han sido capaces de promover mejores productos de ficci n. Las privadas han creado programas innovadores en mayor cantidad y los han administrado mejor. La conclusin est clara: unos han gestionado bien y otros han gestionado mal. Ahora, a partir de 2004, el paisaje ser completamente distinto. Un a o de gran trascendencia, este que abandonamos.

Noticias relacionadas

OT Y GH VIP: dos fenómenos para jóvenes y adultos

Más del 90% de la audiencia de ambos programas usaron Youtube durante el período

'Inside No. 9' vuelve a Filmin por Navidad

La plataforma de streaming estrena episodio especial la próxima semana

Netflix renueva 'Narcos: México' por una segunda temporada

Se desconoce la fecha y si su principal protagonista seguirá en las nuevas entregas

Netflix estrenará en enero su nueva serie adolescente 'Sex Education'

Sus ocho episodios llegan a Netflix el 11 de enero

TNT España estrena su primera serie original el 25 de enero

'Vota Juan' está protagonizada por Javier Cámara y María Pujalte
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris