Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

Amor a bordo

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
domingo, 30 de mayo de 2010, 22:57 h (CET)
En los tiempos que estamos viviendo es muy complicado tener amigos, conseguirlos y conservarlos, tener amor, compartir la vida con la persona adecuada y que te guste, te ponga y la cosa funcione, en realidad la vida de pareja siempre ha sido un misterio, encontrar a tu auténtica media naranja siempre ha sido tan complejo como encontrar una aguja en un pajar. Ahora parece que la cosa está más difícil, las personas tendemos a encerrarnos en nuestro pequeño mundo, a pasar nuestras estrecheces y a combatir nuestros embates al margen de todo el mundo, siempre uno frente a sus adversidades.

En la escalera en donde vives la gente no se conoce y si es así en contadas ocasiones los contactos no van más allá de lo habitual, la comunicación es tan poca que se recoge en un “buenos días,” buenas noches” o bien en hablar del tiempo, ese gran tema que acompaña a la comunicación desde nuestros ancestros.

Internet, nuestra mano amiga, ayuda mucho en estos momentos de individualismo, y acaban de sorprenderme con una invitación divertida y poco usual, me han llamado para que vaya a un viaje desde Barcelona a Venecia, ida y vuelta en un día, nada agotador teniendo en cuenta que Barcelona de la ciudad de los canales en avión está sólo a una hora cuarenta y cinco minutos, en realidad lo que yo tardo desde casa hasta la Feria de Noviaespaña y ésta está situada en Hospitalet de LLobregat.

La compañía de aviación Spanair conjuntamente con Meetic ha decidido organizar un viaje para todos aquellos que buscan pareja puedan hallarla en este viaje. La cosa funciona así, la compañía de aviación puso en marcha desde el veintiséis de abril hasta el veinte de mayo un concurso a través de su página www.amorabordo.com en el que todos los usuarios de Meetic podían inscribirse aunque previamente tenían que contestar quince preguntas, no a modo de examen sino para saber cuáles eran las personas que accedían al concurso y estaban interesadas en este romántico encuentro. Un jurado compuesto por representantes de Spanair decidía los solicitantes los agraciados en función de sus perfiles y en base a ellos poder invitar a cincuenta mujeres y a cincuenta hombres que pudieran ser idóneos el uno con el otro. A los quince días de estar abierta la convocatoria se habían inscrito 3.000 personas de toda España.

El próximo miércoles dos de junio es la cita, hay invitados de Baleares, de Andalucía de Madrid, Spanair se encarga de que todos lleguen al aeropuerto del Prat para tomar parte en este original encuentro. El avión saldrá a las 11’20 horas de la mañana, todos los invitados llevaran los ojos vendados para que, una vez en el aire navegando entre las nubes tengan la sorpresa de encontrarse con una pareja idónea y atractiva. El viaje será amenizado por todo tipo de juegos a fin de que los participantes lleguen a Venecia si no con pareja al menos con la idea de quién les gustaría que les acompañara en su periplo por los canales y bajo el puente de los suspiros donde Casanova hizo tantos estragos.

Les explicaré cómo ha ido todo la próxima semana, es obvio que voy a trabajar en este original tema, pero sin los ojos vendados, por suerte tengo a mi Rafa para toda nuestra vida, los tendré bien abiertos para ver qué es lo que está sucediendo, Venecia es una ciudad que conozco mucho pues he vivido en ella, sé lo amables que son los venecianos y lo incómodo que se pasa cuando sube la marea y tienes que atravesar la Plaza de San Marcos andando sobre oscilantes maderas a modo de pasillo, y lo terrible que es, por el sonido de las campanas, conciliar el sueño si vives cerca de una de las muchas iglesias que pueblan la ciudad, pero te acostumbras a todo, Venecia es única y en esta ocasión además es un asunto muy ligero y divertido, nos hace falta.

La próxima vez que vuelva a Venecia ya sé que tengo vuelos directos, sin pasar por Sevilla, sin hacer escala en Madrid o darme una vuelta por París. Un vuelo que me lleva de Barcelona a Venecia por la mañana y regreso por la noche, es ideal y se pueden hacer miles de cosas, además me he enterado que con un poco de suerte puedo pillar una oferta y entonces me podré incluso tomar un vermouth en el Harry’s Bar.

LIFTING PARA EL CABELLO
Andaba por el Ensanche de Barcelona, iba a un despacho de comunicación para hablar de unos temas de trabajo. Me tomé un poco de tiempo, la zona del Ensanche cada día es más atractiva, sus bares son encantadores, sus restaurantes con una calidad-precio digna de tenerse en cuenta, las terrazas son divertidas, hay tiendas para todos los gustos, de incienso y de otras muchas cosas y moda muy original, en la tiendas de esa zona encuentras vestidos, pantalones, chaquetas originales, esas que no hay en las tiendas multimarca ni en la de los grandes espacios, son prendas únicas a precios asequibles, las salas de arte son innumerables, las de fotografía, también, si estás cansada de andar puedes sentarte en la calle en los bancos de madera y te encuentras en un ambiente acogedor, una de las tiendas que me llamó poderosamente la atención fue la de Fashion Cabell, desde la calle se veían colgadas en la pared pelucas largas, larguísimas y de todos los colores y medidas, postizos, secadores de pelo, planchas para rizar y para desrizar las melenas, mascarillas, shampoo, todo tipo de tratamientos para realizar en casa, todo tipo de tintes para poder llevarte a casa y hacerte tú misma las raíces, en fin que encontré un súper para comprar a precios de mayorista, diría, productos para hacerte en casa la “mise en plis”.

Reconozco que por mis horarios de trabajo me es muy difícil compatibilizar el ir a la peluquería y trabajar, por lo tanto allí descubrí que podía comprar mi color, el agua oxigenada, el shampoo y las mascarillas que me hacen falta y arreglar mi pelo a las dos o tres de la madrugada sin tener que sufrir por el horario de la peluquería que son los habituales en todo el mundo y llevar el pelo como a mi me gusta. Al final de este súper una pequeña y acogedora estancia acoge una peluquería ideal, allí me atendió Silvia, la estilista única de la casa, que me contó cómo funciona su establecimiento. Silvia trabaja desde los catorce años en el mundo de la peluquería, ha trabajado en un montón de salones pero ella siempre soñó con tener el suyo propio, un día acogió a un cliente, LLuis, se enamoraron y decidieron montar su propio negocio, LLuis no pertenece al mundo de este negocio, él es piloto de helicópteros, decidió atracarlos y forma pareja con su mujer. Silvia dice que su relación va muy bien porque él no se mete en sus estilismos, se encarga de las cuentas que es para lo que no ha nacido Silvia y atender a las clientas que llaman por teléfono.

Silvia cree que ella funciona bien porque trabaja mediante cita previa: “Creo que de otra forma no se puede trabajar tranquilamente ni dar el servicio tal y como lo entendemos, imagínate que llegas ahora y esto está lleno, ¿te gustará esperar tres o cuatro horas? A nadie, hoy todos tenemos prisa y nos gusta amortizar nuestro tiempo. Si una cliente tiene hora a las 10 de la mañana sabe que la voy a estar atendiendo desde que llegue hasta que se vaya”. La peluquería de Silvia y LLuis es distinta a muchas, si vas a la tienda, como ha sido mi caso, apenas te das cuenta que hay algo más, es decir, una peluquería discreta, a nadie le gusta estar a pie de calle y que todo el mundo le vea con el pelo revuelto y el color puesto en espera de que haga sus resultados.

Además Silvia no atiende más que para hacer tratamientos, color, cortar y peinar, pero que nadie se le ocurra acudir a ella solo para peinar: “Hoy la peluquería está para que la gente vaya muy bien pero lavarse el pelo ya lo hacen en casa” asegura y ante la pregunta de si el pelo envejece para mi desazón afirma: “si, si, yo lo veo con el tiempo, no tiene tanto brillo, se torna más sensible”, pero hay solución para todo tipo de problemas, el último y más innovador es el tratamiento de queratina: “Mira, en síntesis este tratamiento es el lifting de cabello” me asusto, ningún cirujano plástico ha puesto en onda este revolucionario avance.

Me dice que la base primera es conocer el cabello que uno tiene y todo lo que le hace falta, antioxidantes, hidratación, si está quemado, etc. etc. para aplicar la queratina sólo hay que disponer de tres horas para salir con un pelo radiante, nunca visto. Me explica Silvia que se trata de poner en el cabello este producto como si fuera una mascarilla muy potente y que hay personas que se hacen este tratamiento sólo para desrizarse el pelo y otras que lo hacen para devolver a su pelo toda la vitalidad de la juventud. Después de la aplicación el pelo está brillante, con más cuerpo, y sin falta de nada.

El desrizado del pelo es eficaz durante un periodo de tres a seis meses, depende de la calidad del rizado, y para embellecerlo se puede hacer siempre que se quiere, si te haces la queratina y necesitas color ese día tienes que reservar en tu agenda cinco horas para salir impecable. Este tratamiento lifting cuesta doscientos euros, en realidad un chollo comparado con el lifting de cara, por poner un ejemplo, por el que algunos cirujanos plásticos cobran seis mil euros. En este caso sin anestesia, sin postoperatorio, claro está que estamos hablando de otros temas, aquí no hemos de pasar por la seriedad de un quirófano. Cuando me toque la lotería prometo hacerme este tratamiento, aunque hoy por hoy haber descubierto que puedo comprar mi color base para teñirme en casa ya me parece un gran descubrimiento.

UN LOFT PARA SOÑAR
Esta pasada semana me convocaron a la zona más moderna y más “in” de Barcelona, el distrito @22, donde ahora están instaladas todas las empresas de comunicación o al menos una mayoría de ellas. En el Passatge Mas de Roda, conocido también como Passatge Sucre porque había una fábrica que se dedicaba a este dulce alimento, me citaron los de Globally para su Open Day a fin de conocer las novedades de las colecciones de las empresas que ellos representan en los medios informativos. Las zapatillas de Paredes vuelven a la carga, para invierno tienen una colección para campo, para zonas Mediterráneos y para ir al Pirineo, los relojes de colores de Armand Basi y los By Basi estaban expuestos como el secreto mejor guardado de la corona, todos relucientes con colores de impacto como el rosa chile, el azul chillón, el naranja a los que se han añadido el negro con esfera amarilla que siempre va bien con todo, los otros es divertido combinarlos con tu atuendo. Son especiales y muy atractivos como un caramelo a la puerta de un colegio.

Las chaquetas de Falstaf reposaban en un sofá, magníficas tanto para mujer como para hombre confeccionadas en un cuero es dúctil y de tacto suave al cuerpo, las gafas de Nike para playa, para la nieve y también para pasear por Paris o para comprar en la Vía Condotti de Roma, y para viajar allá estaban las bolsas de Toni Miró, hechas a la medida justa para evitar el engorro de tener que facturarlas y que se pierdan en el trasiego del viaje. Los vestidos de novia de Bundó, uno clásico y otro más informal de la nueva colección “ir de….” Y más, muchas más cosas, los Open Day suelen ser el sueño de todo fashionista y de toda aquella persona que quiere estar informada de lo que encontrará en las tiendas este próximo otoño-invierno (¡aún no ha llegado el verano¡).

A mi me impresionó el espacio en donde se estaban presentado las colecciones citadas y muchas más, el lugar escogido era un loft, en realidad además de todas las novedades citadas se presentaba el loft donde estábamos y todo un grupo de loft que se construyeron cuando la fábrica de azúcar desapareció, los arquitectos han conservado exteriormente la arquitectura original aprovechando el ladrillo cara vista, el loft donde nos encontrábamos y todos los demás que visité, son un sueño, es la casa que todos desearíamos tener.

Lo que más se valora son los metros cuadrados de espacio que hay en que cada uno y que se pueden distribuir como se quiera, un amplio salón puede albergar, sin molestar un apartado al otro, una magnifica cocina y el comedor, la cocina dispone de todos los adelantos técnicos de estos días, desde el triturador de basuras hasta enormes frigoríficos de última generación, sin olvidar lavador y lavavajillas, y un amplio surtido de cajones, todo ello perfectamente panelado.

Una escalera de madera lleva hasta las habitaciones superiores en la que se pueden ubicar dormitorios, biblioteca o sala de estudios. Respeto a la estructura original del edificio, parquet, ventanas con doble cristal, cortinajes que se recogen o despliegan de manera mecánica, servicio de seguridad y un amplio y luminoso patio exterior son algunos de los valores añadidos de esta serie de lofts que seguro darán a sus moradores una mejor calidad de vida.

Su situación también es un aliciente, se encuentran a dos minutos de la playa del Bogatell y a veinte minutos de bus del centro de Barcelona, mejor dicho del Paseo de Gracia y Plaza Catalunya. Es un sueño, repito, desde que vi hace un montón de años la película Chinatown supe que quería vivir en un loft, ahora me faltan un millón de euros para conseguirlo.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris