Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Principios principescos

Nieves Fernández
Nieves Fernández
sábado, 29 de mayo de 2010, 08:48 h (CET)
En las grandes crisis, no sólo hablo de crisis monetarias y de bienes, sino también crisis de valores como la crisis que estamos sufriendo todo se desmorona y lo que antes era válido y nos satisfacía, llega una pequeña ráfaga de aire o un vendaval y todo lo derrumba, entonces se vuelve la mirada hacia lo que perdura, hacia lo que siempre tenemos, tengamos más o menos seguridad o bienestar.

En estos malos tiempos donde algunos gobernantes tienen cara de tirar la toalla y dejarlo todo ante la cantidad de críticas merecidas o no, que lo serán y lo son vistos los hechos, pues hay figuras políticas que también les gustaría dejarlo todo, dejar de ser figuras públicas para pasar a ser españoles de a pie con la capacidad de criticar todo lo que sucede en su entorno.

Hablo en concreto de los Príncipes de Asturias, donde hace unos días han sido criticados e insultados precisamente por un alcalde, alcalde que tras cansarse de la política puede y debe dejar de estar en ella; sin embargo, ellos no tienen esa opción, deben estar ahí para la permanencia de otros valores, muy diferentes al insulto, cuando nos van representando o acercándose a nuestros problemas, pero como la sociedad es como es y acepta la vulgaridad y el irrespeto como las banderas que nos preceden pues parece ser que no es necesario que personajes como ellos asistan a acto alguno o pronuncien palabras vacías de contenido. Eso sí, hay que escuchar mejor insultos, vulgaridades y exabruptos que cargados de tono nos vengan a demostrar en el poco nivel moral en el cae nuestro país a cada paso, cuando los niveles de educación más altos están al alcance de todos los que quieran alcanzarlos, porque se tienen centros educativos tan cercanos como nunca se hubiera soñado.

Los Príncipes de España ya no son tan jóvenes, maduran como todos a golpe de las circunstancias, de las buenas y de las malas, cuando llegan las malas o las buenas noticias es cuando nos damos cuenta que ese niño rubito nos ha crecido tanto, tanto como para ver y capear mejor el temporal de las críticas.

Quienes se quejan de su opulencia son quizás quienes hacen alarde también de enormes gastos. Pese a las críticas ellos continúan con su quehacer, si les llaman “chupones”, muerden los labios, fruncen el entrecejo y continúan porque su labor no termina ahí en una visita, su labor presumiblemente les durará toda la vida. Tengan o no tengan gana de salir o de viajar, tengan o no tengan gana de despedirse de sus hijas, tengan o no tengan gana de aguantar actos interminables para apoyar la industria, el empleo, la cultura…

En días pasados, en momentos en los que por motivos de salud del Rey, han debido suplirle a éste en su agenda, no han podido tampoco visitarle lo que hubieran querido o podido, sino que han debido ser diligentes para demostrar que pese a quien le pese están ahí para pasar el testigo ahora o cuando se necesite.

Criticar por criticar lo hacemos todos, y no deberíamos, pero insultar tan gratuitamente a quien ostenta un cargo tan principal debe conllevar una buena llamada de atención que apele a la justicia, a esa justicia también tan cambiante, tan dependiente de ideologías, independientemente también de cualquier ideología a la que nos adhiramos.

Noticias relacionadas

Donde le duele al nacionalismo: enseñanza e idioma.

“Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad.” Karl A. Menninger

En las cuestas arriba…

Esta frase formaba parte del aserto de un hombre admirable por sus sentencias. Cuando hablaba “subía el pan dos reales”

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris