Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Piqué Abogados, bufete para practicar y aprender

Rafael del Barco Carreras
Redacción
viernes, 28 de mayo de 2010, 08:51 h (CET)
Curioso mail recibido el 7-05-10. Soltar los sentimientos escribiendo sobre un bufete con su historia no es sano, acabaría con palabras soeces. Después de tanto escrito sobre su creador y presidente, “Don Giovanni” (la broma me calma), el mail es producto diría, o de cierta mala fe, o de una sociedad, la nuestra, habituada e inmersa en la corrupción. Si al igual que en la película “La Tapadera” hubieran cerrado hace veinte años el antro presidido al estilo mafioso por semejante personaje, esto no ocurriría. ¡Jóvenes que acuden para APRENDER Y PRACTICAR! Los becarios o jóvenes licenciados, y mejor hijos de magistrados (como Selva que intervino en mi caso hace ahora exactamente 30 años), formaban la inconsciente vanguardia de esa fábrica de papeles y corrupción. Piqué, profesor adjunto en la Universidad de Barcelona, tenía a mano la cantera.

Dice el mail: “Como pone Ud. En su blogg, debe Ud., tener 70 o más años y es jubilado. Mi nombre es… (suprimo el nombre) y soy economista, estuve colaborando 2 años (2004-2006) en el Departamento de Consultoría de PIQUÉ ABOGADOS. Debido a que el Juzgado Mercantil, me nombró Administrador Judicial en una empresa del Baix Llobregat, donde estuve dirigiendo la empresa judicialmente, por más de 3 años, tuve que dejar el bufete arriba mencionado.

Veo ahora con sorpresa, que uno de mis posibles nuevos clientes, ha consultado en Google, por si hay algo sobre mí en internet, y se ha encontrado con “La Gran Corrupción”.

Me parece una total falta de criterio y respeto a los profesionales, englobar a todos en una sospecha, solo por ganar lectores.

De los nombrados por la Editorial Thesauro (fuente de sus datos), hay muchos profesionales jóvenes, muy jóvenes, que estuvieron una corta temporada en ese bufete para practicar y aprender. Ahora con la crisis, posiblemente estén buscando un empleo, y con los datos que Ud., publica, (ya que los nombres de todas esas personas sale al “picarlo” en Google) son como sospechosos y señalados por Rafael Del Barco, un jubilado, que no le preocupa al parecer, que esos jóvenes estén en el paro”.

Quien me achaca falta de criterio trabajaba en un bufete que su presidente fundador, dueño e indiscutido mandamás o capo, fue juzgado entonces, 2004-2006, con el juez Luís Pascual Estevill, por chantajes y extorsiones (donde con seguridad participaron alguno de sus colaboradores y socios, y un buen resto ¡algún centenar! encubrió durante muchos años), y ¡le detienen por presunto blanqueo al gran narcotráfico!

No puedo menos que recordar por enésima vez al secretario Piñol que de único denunciante en fiscalía acabó condenado, ¡y escribió un libro! Sin más comentarios, o soltar el tópico de que eso solo sucede en España, y más concreto en Barcelona.

Noticias relacionadas

Una guerra que nos ocultaron por ochenta y seis años

Hace ocho décadas estallaba una de las primeras guerras encendidas por la chispa del petróleo, que en las siguientes décadas encendería llamas de avaricia imperialista sin precedentes

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLII)

Lo que siguió a esto fue una querella criminal contra estos sacerdotes del Opus Dei

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris