Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Día de África

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
viernes, 28 de mayo de 2010, 08:49 h (CET)
Hoy, 25 de mayo, se celebra la instauración en el año 1963 en Addis Abeba, Etiopía, de la Organización de la Unidad Africana (OUA), a la que sucede, la Unión Africana (UA) que ha sido el motor del desarrollo de varias instituciones regionales, como el Parlamento Panafricano, el Consejo de Paz y Seguridad, y programas como la Nueva Estrategia de Cooperación para el Desarrollo Africano (NEPAD). Todas reflejan el deseo de África de consolidar los valores de paz duradera, respeto de los derechos humanos, buena administración de los asuntos públicos y desarrollo sostenible.

No es fácil referirse a África sin recurrir a términos evocadores. El pueblo africano es un arco iris de calidez, ritmo y alegría de vivir. Sin embargo, esa explosión de vida y de belleza convive con el dolor que provocan la indigencia, el sida, el subdesarrollo y los conflictos armados.

El último informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) afirma que de los últimos 50 países con el Índice de Desarrollo más bajo, 40 pertenecen al continente africano. Unos 936 millones de personas viven en África, de ellas, 315 millones lo hacen en la pobreza a pesar de las enormes riquezas del continente. 460 millones tienen dificultades para alimentarse, 50 millones pasan hambre crónica. 300 millones no tienen acceso al agua potable, 313 millones, carecen de servicios básicos de saneamiento. Más de 200.000 niños son utilizados como soldados, esclavos domésticos o dedicados a la prostitución. Más de 78 millones de niños están sin escolarizar. En África subsahariana hay mas de 28 millones de infectados por el VIH. Solo en dos conflictos: Sudán - Darfur y República Democrática del Congo, se han producido 7 millones de víctimas.

Y todo esto en el llamado continente de la esperanza dada la juventud de sus habitantes. Un continente con enormes riquezas naturales, cuya historia, cultura y enormes posibilidades turísticas lo convierten en una tierra de grandes recursos. (Fuente: Manos Unidas)

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris