Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Sr. Rodriguez Zapatero

Efrén de Pablos
Redacción
viernes, 28 de mayo de 2010, 08:44 h (CET)
Es propio de quien ha perdido el rumbo y no tiene ni nunca tuvo principios adoptar en circunstancias difíciles soluciones fáciles: cargar el fardo de la crisis sobre los hombros de los débiles y las clases populares, consiguiendo acabar de abrir los ojos a los pocos españoles que aún le aplaudían y le defendían.

Usted, Sr. Zapatero, es culpable de mentir al pueblo español en vísperas de las elecciones de 2007, a través de sus órganos de propaganda Ministerio de Trabajo, Instituto Nacional de Estadística, y Banco de España, que hicieron creer a los votantes que España no estaba en crisis, para, un mes después, corregir sus cifras escandalosamente.

Mientras tanto, se dedica a lo único que realmente parece importarle: la subvención a su red propagandística de cineastas, escritores, músicos y sindicatos amarillos, que el asesinato de los niños se convierta en un derecho con cargo a la Seguridad Social y que sea recluida en las catacumbas la Religión de los españoles.

Continuando con su obra, perpetró un expolio sin precedentes contra los engañados: trasladó a las cuentas del Estado el agujero creado por la banca al prestarles una ayuda descomunal en 2008 y 2009: el FAAF y el FROB.

Para financiar esa ayuda hizo a escondidas lo que nadie había hecho antes: metió mano en la caja de las pensiones, al recortarlas para los nuevos jubilados en 2010, y echó mano de las reservas del Banco de España para comprar activos bancarios.

No siendo suficiente, su Gobierno se endeuda hasta límites insoportables, hasta el 171% del PIB, mientras sus Vicepresidentes, Ministros y fieles órganos de propaganda se emplean en evitar que los españoles perciban cómo se les ponen las cadenas de la esclavitud con sonrisas y buen talante.

Al tiempo que iba acumulando pesadas cadenas sobre el futuro de los españoles de hoy y las generaciones venideras, ha ido dosificando su política social de esta forma:

- Eliminación de la deducción fiscal por compra de vivienda.
- Recorte de las pensiones de nuevos jubilados desde 2010.
- Subida del IVA al 18%.
- Rebaja de la tributación de los banqueros del 43,5 al 18%.
- Blindaje de las pensiones de diputados y senadores, incluso si no salen reelegidos, y seguro privado de pensiones complementario pagado por el Congreso.
- Creación de las SOCIMI como ventajoso mecanismo fiscal para los grandes capitales.
- Un absurdo plan E para mantener una actividad económica ficticia, que no ha servido para nada.

Y el 12 de mayo de 2010 traslada definitivamente la burbuja al bolsillo de los funcionarios, los jubilados y las madres:

- Recorte del sueldo de los funcionarios, en su mayoría mileuristas, un 5%.
- Congelación de las pensiones.
- Eliminación del cheque bebé de 2.500 €.
- Eliminación de ayudas de la ley de Dependencia.
- Recorte de las inversiones públicas.

Y todo por no querer resignar el puesto en el cual nos vemos obligados a sufrirle y al que nunca debió llegar.

¿Cuántas mentiras e improvisaciones más vamos a tener que soportar hasta las próximas elecciones, Sr. Zapatero? ¿Cuántos eslabones más de cadena?

Las familias españolas rechazamos sus recortes a la ayuda social en general, pero lo que nos parece especialmente sangrante es que se retire la única ayuda que ayudaba a los españoles a construir su futuro, y especialmente a las madres: El llamado “cheque bebé”.

Nos parecen igualmente injustas las medidas tomadas en contra de la ya escasamente aplicada Ley de Dependencia, o aquella en la que reduce el sueldo de los funcionarios, por ser muchos de ellos mileuristas que a duras penas pueden llegar a fin de mes.

En vez de atajar el despilfarro, continúa con su política de siempre de dañar a las familias y a las que ahora desea “cargar el muerto” de su pésima política económica.

Es evidente que usted y su Gobierno no desean realizar ningún ajuste en sus percepciones para no soliviantar a sus redes clientelares, extendidas como parásitos dañinos por todo el país.

Lo que los ciudadanos sí deseamos recortar es:

- Que se deje caer a quien ha desestabilizado la economía: la banca y las entidades financieras.
- Que el cargo de diputado no genere nunca derecho a pensión, pues ahora les basta sólo con siete años, y a los miembros del gobierno sólo jurar el cargo, mientras que el resto de los españoles deben cotizar 35 años.
- Que los diputados tributen por el IRPF, puesto que son los ÚNICOS españoles que no lo hacen.
- Que además bajen sustancialmente los sueldos de TODOS los políticos.
- Queremos reducir drásticamente Ministerios, Autonomías, Diputaciones provinciales e instituciones inservibles.
- Deseamos que se persiga el fraude fiscal de las grandes fortunas.
- Deseamos que se procese a los políticos que se han enriquecido brutalmente en el poder.
- Deseamos eliminar los Ministerios innecesarios, como el de Igualdad o el de la Vivienda.
- Que se eliminen TODAS las subvenciones millonarias que reciben los sindicatos del Sistema: UGT y CCOO.
- Que se termine con el despilfarro de las cadenas de televisión públicas. Tanto nacionales como autonómicas.
- Que se termine con la financiación estatal de TODOS los partidos políticos.
- Que reduzca los gastos de las políticas lingüísticas discriminatorias de los nacionalistas.
- Que se reduzca el número de consejeros y demás parásitos a sueldo del Sistema.
- Que se retiren TODAS las subvenciones a la absurda “Alianza de Civilizaciones”, a las políticas de género y a entidades, asociaciones y fundaciones a su servicio.
- Que se eliminen TODAS las subvenciones y favores políticos a la SGAE.
- Que se deje de subvencionar en la sanidad pública el cambio de sexo de los transexuales.
- Que se deje de subvencionar al pésimo cine de profesionales del ramo afines a su partido.

Si no fuese porque el Poder Judicial está bajo su control, ya habríamos presentado una demanda contra usted por delitos de lesa humanidad, que persiguen con tanto celo sus Magistrados afines de la Audiencia Nacional, y traición a la Patria.

Estamos dispuestos a defendernos con los pocos medios de defensa de que disponemos, movilizándonos ante tiranos como usted. Dimita ya, Sr. Zapatero, con todo su Gobierno de mentirosos e incompetentes, convoque elecciones y váyanse con su pensión vitalicia al país del poderoso mandatario ante el cual se inclina, mientras se muestra ciego y sordo ante el clamor de sus propios compatriotas, que no han podido evitar ninguna de sus tropelías. Estamos hartos de usted, Sr. Zapatero.

Noticias relacionadas

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos

Inés Arrimadas, la chica del 17

Perfiles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris