Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

En "Breves semanas" “99,9 muy largo"

José Morales (Gerona)
Redacción
viernes, 28 de mayo de 2010, 08:37 h (CET)
Zapatero ha utilizado hoy (26 de Mayo) en el Parlamento dos expresiones, bases de su discurso, que una vez analizadas se puede llegar a pensar si “nos toma el pelo”, si es ese su discurso o si no da para más. Si se trata del último caso sobran los centenares de asesores y consejeros.

Cuando dice que el Gobierno anunciará “en breves semanas” la subida de los impuestos, me pregunto ¿Es que desde ahora las semanas de Zapatero son más breves? ¿Duran menos de 7 días? Tal vez quiera decir “en pocas semanas”. Lo de breves es no decir nada, a parte de una mentira porque no existen: Las semanas no son “breves” ni largas, son siempre y en todo lugar de 7 días.

El impuesto no afectará a los impuestos generales ni al 99,9% de la población sino sólo a los ciudadanos con una alta capacidad económica. No se trata, ha añadido, del “99,9 muy largo" por ciento de la población a la que según Zapatero no se verán afectados por esta subida de impuestos. Quiere decir que ese “99,9 muy largo” es un caso de periódica pura, que puede llegar a no afectar matemáticamente a nadie. En conclusión: no sabemos en cuantos días y si afectará a alguien o a nadie.

¿Es así como pretende que los ciudadanos confiemos en él? ¿Es así como va a generar confianza en los mercados? ¿Sr. Rodríguez Zapatero, piensa que decir sin decir es decir algo? La mayoría de los españoles empezamos a estar hartos de su discurso, su credibilidad internacional nula y nuestra economía desprestigiada. ¿No le parece que es el momento de tira la toalla?

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris