Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde un córner   -   Sección:  

Guti murió por la boca

Antonio Pérez Gómez
Antonio Pérez Gómez
viernes, 28 de mayo de 2010, 08:14 h (CET)
José Mª Gutierrez, Guti, es un tipo contradictorio. Se convirtió en el jugador bandera del Madrid del cambio de siglo. Jugador conflictivo donde los haya, polémico y controvertido. Tan amado por su propia afición debido a su carácter genial y explosivo, como odiado por su indolencia y su irresponsabilidad en algunos momentos delicados del equipo. Siempre políticamente incorrecto, no se ha mordido la lengua nunca a la hora de decir lo que piensa. Quizás porque nunca sus declaraciones, incluso las más incendiarias y extemporáneas, le ha supuesto una consecuencia negativa.

El caso es que Guti ha construido una imagen de su vida extra futbolística que es muy mediática y que a los propios medios les encanta. De hecho, para ser español, es extrañamente famoso fuera y dentro de nuestras fronteras. Todo el mundo conoce a Guti, te guste el fútbol o no. Se sabe donde veranea, sus cambios de look, si sale de marcha o no. Se debate sobre sus idas y venidas en el matrimonio, incluso sobre su discutida sexualidad. Todo ello han hecho de Guti un personaje fuera del fútbol. Pero esa vida glamourosa de papel couché probablemente lo ha confundido. Quizás se ha sentido por encima de algunas reglas, y ello le ha llevado a un error garrafal. No contento con el papel que Pellegrini le parecía haber asignado en el Madrid de este año, Guti se fue alejando del chileno, como tantas otras veces lo ha hecho con anterioridad con otros entrenadores, y mediada la temporada empezó a mandar mensajes contundentes: no se veía en el Madrid.

Ahora Guti ha reculado. Por lo que parece, ahora sí se ve en el equipo blanco, y una vez más piensa hacer al clásico número de “la anchoa” y desdecirse. Pero apareció Mourinho. Pero el portugués, que promete ser la salsa de muchas columnas periodísticas, es un obseso del compromiso, y ha dicho al respecto que verdes las han cortao, vamos, que ni hablar del peluquín. Mourinho ha salido con una frase tan pueril en su forma como lógico y contundente en su contenido: “Si ha cambiado de opinión, eso no vale”.

Total, que ahora, el díscolo Guti se está “haciendo polvo” haciendo grotescas declaraciones a favor de un Pellegrini más acabado que las maracas de Machín. Algo tarde, porque Mourinho, a pesar del postrero intento de los italianos de pillar pasta, va a terminar en el Madrid sí o sí. Con lo que el 14 blanco debe pensar seriamente en buscar equipo. Es lo que pasa cuando uno habla demasiado.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris