Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

José Tomás y Julio Aparicio

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
lunes, 24 de mayo de 2010, 07:45 h (CET)
Casi todos los españoles hemos podido ver por los distintos medios, entre gestos de asombro e incontenible rechazo, las espeluznantes cogidas en Méjico y las Ventas de ambos diestros. Las llevamos bien grabadas en nuestra memoria. Dicen que han dado la vuelta al mundo.

Con el ánimo encogido, tanto dentro como fuera del coso, se esperaba el primer parte médico: “La intervención, ha resultado bien y no se teme por su vida”. Con algunos médicos,-¡benditas sus manos¡- familiares y amigos, junto a muchas personas de fe, hemos dado gracias a Dios, “autor de todo bien”, por su Providencia amorosa. La Biblia dice que nada se le escapa-de lo que sucede. Desde “la caída de la hoja de un árbol, hasta los cabellos de la cabeza”; “que conoce por su nombre a todas las estrellas del firmamento”, por mantenerlos con vida. De todo corazón, hemos dado gracias a Dios por ello. Ahora se comprende mejor por qué dice la gente que “han vuelto a nacer”; ” que “son de otra pasta”; “que han tenido una gran suerte” o “que han tenido un pie en la otra orilla”. Creo que en cualquier situación, profesión de riesgo se halle alguien, aflora sin más, con el recuerdo a la madre, el ruego a todo un Dios, Padre bueno y todo poderoso, capaz de echar una mano al hombre necesitado. Topamos aquí con el misterio de la Providencia divina. ¿Suerte o Dios todopoderoso?

Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris