Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Lencería fina   -   Sección:   Opinión

Excepcionales vestidos de novia de Victorio & Lucchino

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
domingo, 23 de mayo de 2010, 09:43 h (CET)
Los desfiles de la Passarel-la Gaudí dentro de la BBW (Barcelona Bridal Week) acabaron el viernes por la noche. Empezaron el martes y durante toda la semana he visto desfiles y más desfiles de vestidos de novia. Algún desfile ha tenido su continuación para tomar una copa o para asistir a un par de cenas. Nada más, mi entrega, se lo aseguro, ha sido total. Por lo tanto estoy muy cansada y voy a hablar de muchos desfiles pero no puedo hacerlo de todos, lo siento en el alma. En la próxima Passarel-la Gaudí blanca les haré otros comentarios.

Dio el pistoletazo de salida Rosa Clará la Señora de los vestidos de novia, como la llaman, que celebraba quince años de la creación de su empresa, la niña bonita tuvo apoyo institucional en la fiesta que hubo en el Salón Oval, majestuoso como siempre, al acudir el President Montilla y también caras de gente popular que estuvieron en las primeras sillas a la hora del desfile. Paulina Rubio, la niña dorada como le llaman en su país, México, fue la invitada especial a la hora de sentarse y ver el desfile, llegó 45 minutos tarde, todo el mundo la estaba esperando, el Presidente de la Pasarela hubo un momento en que pensó decirle a Rosa que era mejor empezar y que Paulina ya llegaría, en realidad a Rosa Clará que es una mujer educada tampoco le debió sentar bien que su estrella invitada se pasara tanto y que sus invitados, llegados de todas parte del mundo, tuvieran que esperar largo tiempo por una estrella, por muy estrella que sea. Al final todos educadamente callaron, a fin de cuentas eran invitados que también saben que los relojes para algunos no existen. En la pasarela vimos a una actriz de Hollywood joven y casadera, Mischa Barton, desfiló con poco equilibrio seguramente a causa del jet lag o por haber bebido champagne, lo único que bebe la estrella, Por la noche en el Salón Oval seguía al andar en ese equilibrio zigzagueante.

Durante la cena y desde el escenario Montilla habló, Rosa se emocionó y hasta el estrado llegaron un buen nutrido grupo de personas que habían conseguido crear ese imperio en quince años, Rosa lo dijo claro: “Sin vosotros ese sueño hubiera sido imposible, ahora, como estamos en un buen momento, debemos seguir”. Los actos institucionales suelen ser soporíferos, nadie escapa a ello, tampoco los que estábamos allí podíamos hacer otra cosa. En estos días hablaré de la colección de Rosa, sólo anticiparles que esta diseñadora catalana es osada, mucho, este año ha vuelto a sus inicios y nos presentó trajes negros. Más adelante, más información.

La colección de los diseñadores Victorio & Lucchino fue maravillosa, decir esto ya bastaría, sobran comentarios, la colección que presentaron bajo el nombre de Poema, con unos versos de Pablo Neruda en el folio que facilitaron a la prensa, es sencillamente una obra de arte, todos y cada uno de los vestidos que vimos desfilar por una pasarela que los sevillanos recrearon como si de una biblioteca se tratara, la pasarela estaba flanqueada por libros auténticos la mayoría de ellos con más de cien años en los lomos, las modelos desfilaban con seguridad y tranquilidad alrededor de los libros y encima de una pasarela cuyo fondo eran fotos de libros. Realmente una recreación inaudita en estos tiempos en que lo que más vende son los artilugios electrónicos.

Vimos una sinfonía de vestidos bien cosidos, con telas auténticas y los ya clásicos cortes al bies que nadie más en este país cosen como ellos, los volantes son su especialidad pero no por ello estos vestidos sólo son vestidos de volantes. Victorio & Lucchino adaptan los volantes a cada uno de sus modelos con la exquisita inspiración y profesionalidad que les acompañan desde tantos años. Usan el satén de seda, la seda, la gasa de seda y este año, el más difícil aún y recordando a Fortuny han mostrado un vestido de satén plisado, drapeado en el escote palabra de honor. Maravilloso el vestido que se escondía en el abrigo de mangas tres cuartos de gazar de seda con volantes, manga casi larga, talles imperio, mantillas que se convertían en colas transparentes, corpiños de manga larga con falda de volantes, vestidos sirena de satén de seda que en el bajo se abrían con volantes al bies y que se convertían en una pequeña cola. Los bajos de atrás se remataban con lazos de gasa, colas dobles, triples. Los novios de V&L son clásicos, chaqués, trajes negros y grises, zapatos de brillante charol, sombrero de copa y guantes de gamuza, todo para hombres elegantes, de los de verdad. Los sevillanos no regatean los metros de tejido, ni de apliques, ni de tules, ni de puntillas ni chantillys, su colección es decididamente para contemplarla como de Alta Costura, espero que ellos lo sepan, la ovación que el público, poco dado a estas manifestaciones en estos eventos, les dedicó así lo indica, su trabajo es su tarjeta de visita más hermosa, y gracias por esa colección POEMA y por los versos de Pablo Neruda.

MODEL NOVIAS, RECORDAR LA TRADICION
Franco Quintás, diseñador de Model Novias, nos aportó una visión nueva y distinta del mundo de las novias, nos dio otras opciones que hay que tener siempre presentes, buscar en nuestras raíces para momentos decisivos. Su desfile lo cerró con un traje negro bordado en cristal de rica textura e inspirado en el traje regional gallego con la Requeifa, ¿qué es la Requeifa?, un bollo de pan que se regalaba en las bodas gallegas como símbolo de riqueza y fertilidad, en esta ocasión el mismo iba sobre la cabeza de la modelo adornada con flores de Swarovski. También presentó un boviné, velo réplica del original del siglo XX y que fue regalado por el pueblo de Camariñas a la Reina Victoria Eugenia siguiendo la tradición de este pueblo que regala una pieza de encaje a las reinas y princesas de España. Los acantilados, las olas del mar y todo el entorno gallego le han servido al director creativo de esta firma para crear un desfile costumbrista con las tradiciones de la tierra, algo que está en todos nosotros y por supuesto no es bueno olvidar. Buen trabajo el de Franco.

JOSE Mª PEIRO TEJIDOS NATURALES
José Mª Peiró calzó a sus modelos con las clásicas alpargatas de Castañer, primer punto de comodidad para la novia que ese día quiere estar hermosa pero no quiere sufrir de los pies bajo la opresión de unos stilettos súper pero acabando la fiesta con un dolor de pies de tanto estar de pie yendo de un lado para otro y bailando. Peiró imprime ese primer carácter que tranquiliza a la futuras novias, en su pasarela la belleza de sus diseños se complementa con la naturaleza de sus tejidos, todos naturales, tules de seda, corchetes, chantillys con bordados de algodón, sus diseños son etéreos, sus tejidos vuelan y hacen volar a quién los lleva, son ligeros y sin demasiado volumen, siluetas evasé, escotes que son románticos e inspiran naturaleza, sus volantes son amplios y algunos plisados, todo un trabajo manual al más puro estilo artesanal, los bordados de algunos de sus trajes más trabajados son hechos a mano y algunos de ellos son excelencias del propio tejido. Como ya hizo en la anterior colección José Mª Peiró hace vestidos convertibles, en algunos de ellos la parte de abajo se quita y convierte el vestido en otro de fiesta con falda mini, otra manera de hacer más fácil el momento de la fiesta de una novia a la que le guste mucho bailar, un traje largo con cola siempre resulta más engorroso, Peiró encuentra la solución para la hora de divertirse, ya lejos del “si quiero” un vestido en dos, el segundo es mini y mantiene toda la esencia del vestido inicial de boda. Hay que darle aire nuevo a los vestidos de novia, es una novedad que está institucionalizada por este diseñador que da sus frutos. Si señor.

YOLANCRIS, NO SIN SUS MARTENS
El desfile de estas jóvenes de Sabadell, Yolanda y Cristina Pérez, es una auténtica locura, sus modelos salen al son de música potente, van rápidas y recrearte en lo que ves es imposible pero te gusta mucho, esa es la verdad, son fieles a su forma de pensar y aunque están en la barrera de los treinta la colección de este año lleva por nombre “Monmartre je t’aime” y presentaron cinco líneas Boudoir, Robes de style, Revival Vintage, Divas y Alquimia, estas dos últimas sello inconfundible de la casa, siguen una evolución pero siempre están ahí. En la colección de Boudoir vimos muchos vestidos de satén, con espaldas al aire, mucho escote, gasas, pedrerías, cosidas a mano, drapeados en una colección inspirada en Madeleine Vionet, la colección Robes de Style, que impuso el diseñador Lanvin, está compuesta de modelos para mujeres con personalidad, vestidos muy cortos, algunos cortos por delante y largos por detrás, zapatos con pompones blancos con plumas, vestidos brillantes de seda casi sin espalda con algún ribete de perlas, estampados con blanco y azul mini por delante cola por detrás o de flores en tonos lilas corto por delante y cola por atrás plisada. Mucho trabajo, muy bien estructurado, muy bien cosido y para todos los gustos. En la colección Revival Vintage han hecho una recopilación del savoir faire de Poiret que recuerda a las Flappers de los años 20. Algún vestido en color avellana, no blanco, ni marfil y aquí abunda el chantilly, los guipures rústicos, godettes de tul, flecos que siempre son muy elegantes, según quién los vista y muy femeninos para todo tipo de edades y formas de ser.

En las tres líneas había mucho de los “Los locos años 20” trajes que ellas recrean como si hubieran nacido en el tiempo de nuestras bisabuelas y en la colección Divas se adentran en los años 30 y aquí mezclan tejidos, chantillys bordados con tafetas, gasas con pedrerías de forma muy armónica. En Alquimia Yolanda y Cristina elaboran su línea más “minimalista” al coser y cortar vestidos de cortes sencillos, muy románticos y mezclan muchos materiales como el macramé, su sello de identidad, crochés y organzas. Cada año nos sorprenden con un final espectacular, por unos minutos dejan de crear para su taller y sus modelos visten como ellas lo hacen casi habitualmente, esta vez nos las mostraron con faldas muy minúsculas, con botas Martens de color blanco, que son las que más o menos ellas usan y las chaquetas se convierten en chalecos con botones en dorado, todo recordando un poco a Michael Jackson o a aquel jefe de pista de circo que luce brillante para empezar la función. Es un estallido de alegría pues a las modelos, mucho más jóvenes que las YOLANCRIS, se las ve relajadas y contentas en esta mini fiesta. Una alegría, un trabajo bien hecho, esperamos más que no decaiga la fiesta.

La pasarela de Raimon Bundó antes de comenzar el desfile ya te atraía pero despertaba ponía dudas al ver sobre la pasarela grupos de maniquíes estáticos situados a ambos lados de la misma sin saber si iban vestidos o desnudos o a medias, su vestimenta confeccionada con rosas ni rojas ni rosa encendido y con ramas de hierba creaban un conflicto, un no saber nada o pensar en algo. Era muy atractiva la pasarela ya sin ver la colección, te daban ganas de saber más, de conocer qué era exactamente lo que te querían explicar. La colección lleva por título “Sueño o realidad” e Ivonne Ruiz, la diseñadora artista y rompedora de la casa, se había inspirado en el pintor catalán simbolista Joan Brull. Esa noche Bundó nos presentó dos líneas la ya patente de la casa desde hace cuarenta años, Raimon Bundó, la novia clásica, elegante, la que esconde detalles y matices de la Alta Costura, el patronaje es el rey y el diseño adecuado y medido es su gracia. Abrió el desfile la nadadora Gemma Mengual con un vestido muy hippie, de gasa con falda suplé y una rosa en el cuerpo del mismo color, una rosa enredada, nada concreta, escote palabra de honor y la medallista salió bailando. Gemma ha engordado un poco, la cintura ligeramente más ancha y casi ausencia de la misma, mirada brillante y sonrisa amplía, dice todo el mundo que está más contenta porque tiene noticia grande, va a ser madre, es decir pasó embarazada de casi cuatro meses, pero seguramente jugando con el título del desfile “Sueño o Realidad” y respetando la ley de los simbolismos no quiso confirmar su estado, a mi me dijo: “Cuando haya noticias las daré, siempre lo he hecho” sonreía mucho y ahí lo dejamos. Ella dirá.

Seguimos con el desfile donde nos impactó la nueva línea llamada “ir de Bundo”, de estilo mucho más bohemio, más informal, también para alguna fiesta de verano e incluso de invierno, pero especial, “ir de Bundó” es difícil de definir pero muy fácil de llevar, parece que no haya trabajo en confeccionar cada uno de esos vestidos pero la confección bien hecha es precisamente la métrica para que las faldas de volantes a medias con trozos de ropa de gasa rotos queden como si nunca nadie los hubiera cosido ni puesto allí, los escotes caídos como si la modelo estuviera más delgada que la talla del traje, las espaldas al aire como por casualidad, las gasas que vuelan sin querer pero queriendo, los tonos pastel están ahí pero sin enfatizar, azules, rosas, marfiles, tonos desvaídos, escotes asimétricos, todo sale fluidamente como por casualidad, las gasas envuelven los ramos de novia y las novias en esta segunda línea van descalzas, etéreas y como volando. Sin dudarlo estamos ante un colección excepcional por varias cuestiones, en novia nadie se ha entregado totalmente a esta tendencia y en trajes de fiesta tampoco en esta época del ordenador hay ningún diseñador tan fino estilista que cosa y cree vestidos tan desinhibidos y tan atrayentes, tanto para novias como para las madrinas o para mujeres a las que les gusta vestir bien pero sin que se note ningún tipo de encorsetamiento. Ahí Ivonne Ruiz ha dado en el clavo, espero ya a ver si se decide a poner en marcha la nueva colección de fiesta o de todo llevar dentro de esta colección, el título, “ir de Bundó”, también dice mucho de la creatividad de esta diseñadora.

PATRICIA AVENDAÑO, CLASICISMO
La firma gallega Patricia Avendaño fue un remanso de paz y de clasicismo, sus trajes de novia, bien definidos, invitan a una novia de las de toda la vida. Usa satenes, sedas y se enrola en escotes palabra de honor y muchos volantes cosidos de diferente manera, también usa plumas, especialmente para acabados y para algunas faldas. El blanco y el blanco roto son sus colores preferidos para una novia clásica que da el “sí quiero” para toda la vida. Patricia, en la segunda parte de su pasarela mostró un selecto grupo de vestidos aptos para invitadas y madrinas, usa el rojo satén a sabiendas de que este color embellece a las mujeres y de que el satén es un tejido sexy y elegante, también usa el blanco y el negro en grandes lunares para faldas importantes, pequeños cuerpos o tops, para fiesta usa tejidos como la gasa y el shatung, su línea se llama Sweety, lleva más de quince años asistiendo a la Feria Noviaespaña que se cierra hoy por la noche.

NIEVES ALVAREZ, UN VALOR SEGURO PARA CABOTINE
La modelo española Nieves Álvarez no debiera haberse retirado de las pasarelas, madre de familia pero aún joven Nieves imprime carácter en la pasarela, luce mucho los vestidos, da un plus añadido al traje bien cosido. Nieves cerró una de esas noches de desfiles para la firma Cabotine cuya diseñadora Gema Nicolás estaba radiante al ver lo bien que había lucido la colección de fiesta inspirada en la Côte D’Azur, en los pueblecitos hermosos de Saint Tropez, de Cannes. Nieves abrió la pasarela con un vestido corto color chocolate, luego vimos una sinfonía de maravillosos trajes en todos los colores del Mar Mediterráneo y del arco iris, azules y verdes turquesas, tejidos vaporosos, de seda y muchas mezclas de colores que siempre son maravillosos si son acertados como en el caso que nos ocupa, vimos turquesas con naranjas y azules. Vestidos justo por debajo de la rodilla, siempre muy elegantes, nunca olvidemos que Coco Chanel decía que un vestido por encima de la rodilla era una barbaridad y por debajo de ella un acierto. Largos con volantes de todos los colores y plumas, las plumas son alegres, elegantes y dan buena fortuna, Cabotine emplea tejidos naturales como sedas, gasas y jacquards trenzados con hilos metálicos. Nieves cerró el desfile con un vestido exquisito, tanto que sólo personas como ella saben exhibirlo y mostrarlo como corresponde, un traje de fiesta de color rosa palo, apliques de plumas y línea lingerie, escote palabra de honor. Cabotine vende en España, en Italia, en Francia, Portugal, entre otros países. Maravilloso cierre para una noche de fiesta estelar.

Noticias relacionadas

El buen pastor

Una persona si no es guiada por el Buen Pastor está expuesta a ser absorbida por un extremismo ideológico

Puigdemont no cede

La carta de Puigdemont a Rajoy es más de lo mismo

Puigdemont ignora el ultimátum del Gobierno

¿A qué viene este plazo extra, hasta el jueves? y ¿a qué se refiere Soraya Sáez con sus últimas declaraciones sobre la aplicación de la norma máxima?

702218-3

El apoyo de relevantes intelectuales a la causa independentista ha sido una de las cuestiones que han salido a la palestra

San Isidro, la gallina y Puigdemont

“San Isidro Labrador, pájaro que nunca anida, no le pegues más al niño, que ya ha aparecido el peine”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris