Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB - PLAY OFF / CUARTOS DE FINAL   -   Sección:   Baloncesto

(71-76) Garbajosa acude al rescate del Madrid

Los blancos evitan el "match ball" y podrán decidir en su canch
Redacción
sábado, 22 de mayo de 2010, 18:19 h (CET)
Los blancos ganan en San Pablo e igualan la serie, con una gran primera mitad. El Cajasol reaccionó, pero no pudo con los triples postreros del torrejonero. Ettore Messina está más tranquilo. Su equipo, como él pedía en la víspera, "apretó el culo" y consiguió una victoria balsámica en Sevilla, que le permite recuperar el factor cancha. Los sevillanos soñaron en el último cuarto con la gran machada, pero Garbajosa, con tres triples vitales, les despertó.

FICHA TÉCNICA
71- Cajasol: Calloway (18), Ellis (1), Kirksay (2), Savanovic (23), Triguero (6) -cinco inicial- Miso (14), Radenovic (5) y Douglas (2).
76- MMT Real Madrid: Prigioni (5), Llull (10), Velickovic (4), F. Reyes (7), Tomic (10) -cinco inicial- Jaric (-), Garbajosa (15), Lavrinovic (6), Bullock (17) y Almond (2).
Parciales: 9-22, 16-18, 17-10 y 29-26.
Árbitros: Martín Bertrán, Guirao y Araña (1). Eliminado Calloway.
Incidencias: Partido disputado en el Palacio de los Deportes de San Pablo (Sevilla). 6.800 espectadores.

DATOS DESTACABLES
El mejor: Dusko Savanovic
Una vez más, el ala-pívot serbio fue el más destacado de un encuentro disputado por el Cajasol. 23 puntos con 2 triples, y 3 rebotes para 21 de valoración. Él y Miso hicieron soñar a los suyos con la clasificación definitiva.
Lo peor: El primer tiempo local
El Cajasol ni pudo ni supo parar la previsible avalancha del Madrid en los primeros veinte minutos.
La clave: Los tres triples de Garbajosa en el último cuarto
El torrejonero, muy gris durante los tres primeros parciales, sacó a relucir su calidad de tirador en el último, salvando al Madrid cuando el Cajasol se acercaba peligrosamente para ellos.
El dato: No se llenó San Pablo
Fue quizás el dato negativo de la tarde. Pese a la campaña llevada a cabo por el club, el Palacio de los Deportes de San Pablo no estuvo hasta los topes, aunque la entrada -6.800 espectadores- sí que fue extraordinaria.

Víctor Díaz / Sevilla

El encuentro quedó sentenciado pronto. En el primer cuarto, después de unos instantes iniciales de muchos nervios por parte de ambos equipos, el Madrid, herido en lo más profundo de su orgullo, puso la maquinaria a funcionar; y el Cajasol estuvo casi desde el inicio muy desarbolado y descentrado, especialmente atrás.

Si en el primer partido los de Messina cayeron en la maraña que les tejió Plaza, este segundo se pareció en su primer período, por desgracia para el Cajasol, mucho más a los que sevillanos y madridistas disputaron en la liga regular. Los blancos leyeron muchísimo mejor que hace dos días cómo romper la defensa cajista, y rápidamente se pusieron 5-13 con ocho puntos consecutivos de un Sergio Llull letal tanto desde más allá de 6,25 como en los aspectos defensivos.

El Madrid no perdonaba una: atrás pegaba bocados cual lobo hambriento y en ataque las metía casi todas. Podíamos decir, sin temor a equivocarnos, que los de Messina estaban realmente cabreados; y así, salvo si delante está el F.C. Barcelona, son letales. Tan sólo un espectacular alley-hoop entre Calloway y Triguero -con canasta a una mano y con la izquierda del valenciano- levantó el ánimo de los aficionados locales, que si bien no llenaron San Pablo sí acudieron en cantidad excepcional.

Los blancos siguieron con su festival: 0-12 de parcial y 15-38, la máxima hasta el momento. Bullock tomó el relevo de Llull y, ante la floja defensa cajista, anotó dos nuevos triples para su equipo. Y por anotar, anotó hasta Almond. San Pablo era un funeral y la lógica, la triste lógica para los intereses locales, se imponía inmisericordemente.

Reacción importante del Cajasol
Pero hete aquí que, tras un tiempo muerto de Plaza, los locales tuvieron un arranque de rabia y, tras apretarse -por fin- en defensa y correr el contrataque, lograron un 10-0 de parcial gracias a Calloway, Kirksay y Savanovic. San Pablo volvió a encenderse de verdad, y al descanso se llegó con un 25-40 algo más esperanzador para los sevillanos.

El tercer cuarto hizo soñar de verdad a la afición del Cajasol. Después de dos canastas de Tomic con las que el Madrid volvió a superar la veintena de puntos de diferencia (27-48) el Cajasol enlazó un parcial de 13-0 que le metió de lleno en el partido, gracias a cinco puntos de Calloway, otros cinco de Miso y tres de tiros libres de Savanovic. El Madrid todavía conservaba 8 puntos de renta (42-50), pero todo quedaba a expensas del último período.

Garbajosa acaba con las ilusiones locales
Y en éste, el mejor y el de más calidad de los cuatro, surgió Jorge Garbajosa –cero canastas hasta entonces- para cortar de raíz la remontada local. El Cajasol llegó a situarse a seis puntos en varias ocasiones, gracias a los triples de Savanovic y Miso; pero ahí apareció el ala-pívot de Torrejón para, con tres triples en momentos claves, evitar males mayores al Madrid (54-66).

La actuación de Garbajosa fue clave; como también lo fue el hecho de que los sevillanos erraran, por medio de Radenovic y Savanovic, algunos tiros libres que les alejaron definitivamente de la remontada. El Cajasol estuvo cerca de la machada, pero al final la calidad blanca se impuso para salvar el "match ball"; y la serie deberá regresar a la capital de España el próximo lunes.

Allí el Madrid, por calidad, amplitud de plantilla y cansancio de su rival, debería sentenciar. Claro que, por otro lado, la estadística actual e histórica dice que el Cajasol nunca ha perdido en la cancha blanca en unos play-offs tras cuatro partidos disputados entre el antiguo Palacio de los Deportes, el pabellón Raimundo Saporta y Vistalegre; y además, en los encuentros claves, el Madrid actual no está nada fino cuando juega en casa. Veremos qué es lo que ocurre.


SALA DE PRENSA
Ettore Messina (Técnico MMT Real Madrid)

”Hemos ganado, otra vez más fuera de casa, un partido muy importante. Está siendo una temporada bastante rara, porque en casa no llegamos. Hemos ganado ante un muy buen Cajasol que, a pesar de ir perdiendo en dos ocasiones por más de veinte puntos, ha reaccionado y se ha metido otra vez en el partido. Para nosotros la clave ha sido nuestro comienzo, muy bueno defensivamente hasta el último parcial de 10-0 al final del primer tiempo. En el momento en que no hemos tirado bien contra la zona no nos hemos puesto nerviosos y hemos vuelto, despacio, a jugar. No hemos perdido la confianza, no nos hemos vuelto locos, Garbajosa nos ha ayudado mucho con tres triples importantísimos, y hemos seguido igual, lo que ha sido fundamental. Nos espera un partido muy duro el lunes, en el que tenemos que terminar el trabajo, y sobre todo donde esperamos jugar con confianza en casa, que hasta ahora no hemos sido capaces". “Si el momento en el que no hemos tirado bien contra la zona ocurre en casa, habríamos perdido el partido. Este año hemos ganado en casi todas las canchas de España y de Europa; hemos sido los únicos en ganar un partido en Barcelona y también hemos ganado en Valencia y en Atenas contra el Panathinaikos. Cuando jugamos en casa la misma tranquilidad se transforma en miedo a decepcionar y a perder. Es algo que tenemos que pensarlo un poco y que evaluarlo; hablando en broma, si pudiéramos pactar para jugar el tercer partido aquí en Sevilla, sería bueno. El médico que dice mentiras es un mal médico; lo mejor que podemos hacer es conocer la realidad y enfrentarnos a ella. Lo de este año, sinceramente, nunca me había ocurrido en mi carrera."
Joan Plaza (Técnico Cajasol)

“Es evidente que nos hubiera encantado ganarles aquí y con comodidad, y que nos fuéramos todos de fiesta esta noche, pero nadie dijo que fuera fácil. Cuando juegas contra un gran equipo no puedes conceder tantas ventajas. Queríamos tener un primer cuarto igualado, con buenas sensaciones como el otro día; y no hemos estado bien. Hemos fallado canastas fáciles, que nos hubieran permitido estar compitiendo; pero al fallar hemos defendido según atacamos, y lo hemos hecho muy mal. Aún así, viéndonos veinte puntos abajo, que acabemos compitiendo con ellos y acabemos sólo cinco abajo me parece que es lo exigible para este equipo. A ver si aprendemos, lo hacemos mejor y volvemos a intentar ganar en Madrid”. “Dos más dos no siempre son cuatro. Se lo he explicado a los jugadores y se puede aplicar también a otros deportes: hay que aprender a ganar, lo que no es un hecho científico porque si no todos lo haríamos bien. Les he puesto en un cartel un “1” y una “Q”, que es como lo señalan los grandes de Europa, y que quiere decir “sólo el primer cuarto”. Si lo llego a saber pongo el segundo o el tercero, porque visto lo visto… En ese primer cuarto hemos estado muy mal, y hay que subsanarlo: si con un cuarto tan malo hemos llegado a competir, a ver qué pasa si no lo repetimos en Madrid" “Me gusta la capacidad del equipo para sobreponerse. La diferencia del equipo que jugó contra el Madrid el primer partido de liga en Dos Hermanas y éste es que, habiéndonos borrado también en el primer cuarto, allí el equipo no tuvo la capacidad de sobreponerse. Hoy lo hemos hecho, pero hemos dado mucha ventaja”. “Es obvio que, como hoy no he repartido los minutos como en otros partidos de la liga regular, el cansancio va a pasarnos factura, pero ha de ser algo que nuestra mente asuma; pero temo más al primer cuarto, porque de los cuatro partidos de este año en tres de ellos hemos fallado en el primer cuarto, y ello saldrán en tromba como lo han hecho hoy”. “Yo no creo en las estadísticas históricas porque las personas que estamos somos distintas, pero por qué no vamos a ganar nuestro quinto partido en play-offs allí. La presión la siguen teniendo ellos.” “Me hubiera gustado que San Pablo hubiese estado hasta arriba, ha habido demasiados asientos vacíos; pero quiero felicitar a la gente porque los muchos que han venido hemos notado que nos han llevado en volandas”. “Todo el mundo dice que Garbajosa ya no sirve; pues menos mal que no sirve, porque nos ha metido tres triples decisivos desde nueve metros; triples punteados además. Este señor es campeón del mundo y ha sido NBA, no lo olvidemos””Pase lo que pase el lunes, los jugadores merecen que se lo premiemos todos”.


Noticias relacionadas

El Betis Energía Plus por fin se estrena en la ACB (83-77)

Los sevillanos logran, a la undécima, la primera victoria de la temporada, frente al Monbús Obradoiro

El Real Madrid tira de épica pero cae ante Olympiacos

Printezis ajusticia a los de Laso en la prórroga

Ibaka gana la partida a Marc Gasol y Mirotic vuelve a jugar con triunfo

El mediano de los Gasol aportó 20 tantos

El Valencia Basket planta cara pero sigue sin levantar cabeza

Los 'taronja', pese a las bajas, se mantuvieron con vida hasta el final gracias a la exhibición anotadora de Green (24 puntos)

El Madrid olvida su drama europeo

Los de Pablo Laso muestran su versión liguera para ganar a Herbalife Gran Canaria y alejar la derrota con Estrella Roja
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris