Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

¡Pobre español!

Ángel Ruiz Cediel
Ángel Ruiz Cediel
@angelruizcediel
sábado, 22 de mayo de 2010, 08:45 h (CET)
Cuando uno se plantea el porqué de la manía que algunos miembros del Gobierno (y no pocos españoles) le tienen al castellano o español, no tiene otra que admitir que es así porque no saben hablarlo, leen poco y, por tanto, mucho menos escribirlo. ¡Ay, de nuestra cultura si no fuera por el sufrido trabajo de los correctores editoriales y los anónimos negros en general!

No fue muy bien tomada la cosa de que el personal ilustrado criticara a la anterior ministra aquélla (una de tantas de la misma cuerda) porque no supiera hablar en español ni medianamente bien y ceceara continuamente. Los halagos suelen ser bien recibidos, incluso cuando no se merecen; pero los necios suelen tolerar muy mal las críticas, y somos excedentarios en necios. Lo mínimo que se le puede pedir a un mandatario o un cargo público (además de que esté emocionalmente equilibrado, debidamente formado y en sus cabales…, que ya está por verse en muchos casos), es que sepa comunicarse con sus semejantes con la debida corrección, cosa que en España tanto da ocho que ochenta.

El caso es que ahora que ha sido cesada aquélla, nos han traído a don Pepe Blanco. ¡Hola, don Pepito!, pues, ¡hola, don José! ¿Pasó usted por la escuela?...; por la escuela sí pasé, aunque fue de largo. Y, claro, nos quiere caturar insetos malinos con un trator en el Vienam. La cosa de los sonidos consonantes o guturales como que no va con él, al igual que la gramática y todas esas cosas que respetan al endicionero.

Ya se sabe que sus señorías, diestrísimas en la cosa de vivir como reyes, ser los elegidos de sus dioses inexistentes y de escaquearse del fisco con las propias inmorales leyes que ellos mismos imponen por el artículo 33 (quien parte y reparte…, ya se sabe), son todos muy ilustrados y los participios pasados sólo cuentan para Bilbado, tablado y bacalado, pero to´ lo demás está pasao, desfasao… y este cuento se ha acabao.

Dicen sus excelencias que quieren poner traductores de las lenguas vernáculas patrias en el Senado, oneroso derroche muy del tirón de sus señorías y sus excentricidades, pero podían alargar el presupuesto un poquito más, que tanto les da derrochar a mano rota mientras el país languidece en la miseria, y ponerlos también, además de en el Senao, en el Congreso, porque los que hablamos medianamente bien no nos enteramos ni un ardite de lo que dicen. Se están inventando lenguas, y no sólo en las cazas (donde viven) de media España, sino que ya que se inventaron Historias en toda regla en buena parte de esta añeja piel de toro, ahora van a imponerse idiolectos, jergas y jerigonzas tan agramaticales que serán imprescindibles nuevas reales academias de las lenguas nudosas para registrar tantas voces y expresiones.

“Jezú, qué le di´o io a ete?”…; “¡Arsa, niña!, ¿que ices que no t´endío?...” “Que se ma´olvidao lo que tengo que icir.” “Pos di cualisquier cosa, que to´s estos se lo tragan to´.” Tal que así sería un dialogo por lo bajini en una mesa de conferencias entre dos miembros o miembras del Gobierno; si bien, para arreglarlo, llegaría don Pepiño y pondría orden en el desconcierto, diciendo: “Para ser exatos tendríamos que largar con propiedá y estratar lo que nos chamulló cetapé: En estos istantes de restruturación es nesezario detener al facismo, decíle stoz, que te arreo. Las infraestruturas nazionales van a ser reformás en atos pataos sin esceciones en base a concetos astratos de la coyunta acestada que impone la realidá.”

Lo que digo, como coger el dos e irse a caturar insetos malinos al Vienam con un trator. O con un colicótero, vaya usted a saber. ¡Auxiliooo!

Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris