Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Empleo   Precariedad   -   Sección:   Opinión

Más inspección laboral

No se denuncia, porque el que denuncia se queda sin trabajo
José Manuel López García
martes, 10 de enero de 2017, 00:37 h (CET)
Ante la precariedad laboral y los contratos basura que existen en el mercado laboral parece que no se puede hacer mucho. Existen testimonios que dicen que existen condiciones laborales fuera de la ley y esto no se puede permitir. Con jornadas de trabajo de 4 horas o media jornada hay empresas que hacen trabajar de 8 a 12 horas. Y, últimamente, hacen contratos por dos y tres horas para trabajar lo que haga falta con unos sueldos irrisorios que no alcanzan para pagar ni el alquiler de un apartamento. No me extraña que existe una especie de generación “descolgada” que comprende a parte de los que tienen actualmente entre 30 y 40 años.

Con esto no niego que existen miles de empresas que cumplen con sus obligaciones en relación con la normativa laboral vigente, pero existen otras que se saltan las leyes en lo referente a las condiciones laborales permitidas por las normas.

Considero que tendrían que habilitarse o aplicarse más procedimientos de investigación sobre las infracciones, sin que esto suponga que el que informa, que suele ser el trabajador, tenga consecuencias negativas y pierda su trabajo quedando marcado en su búsqueda activa de ocupación remunerada. Ya que esto supone un círculo vicioso que estanca la situación. En este sentido, considero que reconociendo la decisiva labor de Inspección de Trabajo en nuestro país, tal vez, podría aumentar las inspecciones y crear nuevas formas de investigación para luchar de mejor forma contra las infracciones de la normativa laboral.

Puesto que Inspección de Trabajo se encarga de que se cumplan las leyes existentes en materia laboral y de seguridad social. Y vigila el cumplimiento y la aplicación de la normativa de Trabajo y Seguridad Social. El inicio de procedimiento sancionador mediante la extensión de Actas de infracción es algo que, si se investigara más a las empresas tendría, quizás, que ser algo más frecuente.

En cualquier caso, lo que no debería ser es que se admita que determinadas empresas incumplan la normativa laboral y por no ser denunciadas por el miedo de los trabajadores a perder su puesto de trabajo sigan impunes y sin ser sancionadas, según corresponda, en función de la gravedad de sus incumplimientos de las condiciones de trabajo, el respeto de los horarios establecidos de las jornadas laborales, las cotizaciones a la seguridad social, etc.

También es cierto que muchas empresas respetan y cumplen la legislación laboral vigente, pero esto no debe ocultar que existen los graves problemas mencionados por el testimonio de trabajadores que lo están sufriendo. Existen, en estos momentos, más de 18 millones de ocupados o de población activa. Y es verdad que para controlar las condiciones laborales de esta ingente cantidad de trabajadores se requiere de una gran carga de trabajo por parte de los servicios de inspección. Y esto es necesario reconocerlo abiertamente.

También creo que debería haber más cooperación e interacción entre los sindicatos e Inspección de Trabajo y que la misma tuviera una repercusión mayor en la eliminación de condiciones de trabajo que incumplen las leyes laborales de manera escandalosa e intolerable. Y lo digo con el máximo respeto tanto a Inspección como a las organizaciones sindicales.

No cabe duda de la importante labor de Inspección de Trabajo en lo relativo a la prevención de riesgos laborales y en la orientación general de los trabajadores y las propias empresas, pero los problemas señalados anteriormente existen y habría que solucionarlos.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Imma Monsó habla, desde la ignorancia, del franquismo.

“Un demagogo propagandista como Paul Preston, que se denomina a sí mismo historiador cuando no es más que un manipulador que utiliza los hechos a su antojo y realiza afirmaciones sin prueba alguna que las sustente, analice así ciertos episodios es algo que resulta pura y sencillamente repugnante.” Roberto Centeno

Educar en la atención interior

También los pequeños pueden aprender que las emociones van y vienen, que no tienen que ser gobernados por ellas y que pueden caer en la cuenta de que como vienen se irán si las dejamos ir sin obsesionarnos

Escribir para matar al padre

Cualquier lector puede identificarse con Karl Ove Knausgard, que habla como hijo frustrado, padre frustrado, esposo frustrado, escritor frustrado. Pero mantiene una ventana a la esperanza, siempre hay una luz que se cuela por una rendija

Sacudidas pertinentes

Si tanta desfachatez no nos sacude la mente, si no reaccionamos, ¿Qué podemos esperar?

Ingeniería social y ampliación de derechos

De cómo se puede convencer a la gente de cualquier cosa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris