Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Análisis. Málaga CF   -   Sección:   Fútbol

El sufrimiento de la austeridad

La situación económica del Málaga dejó al equipo al borde del descenso
Redacción
viernes, 21 de mayo de 2010, 14:01 h (CET)
José Moreno, Enrique Salvatierra / Corresponsales Málaga




El Málaga estuvo al borde del precipicio de la Segunda División. (UEFA)



El Málaga convirtió en arte eso de ser el menos malo. Sacó provecho de los deméritos de los demás para plantarse un año más en Primera, después de una temporada desastrosa, en la que tan solo gracias a la permanencia más barata de la historia pudo disfrazar su desastre en triunfo. En una última jornada de infarto, el Málaga selló su billete de ‘primera’ ante un Real Madrid que podía haber sido campeón.

Y en una de esas curiosidades del destino, un malagueño permitió al Málaga vivir con mayor tranquilidad los últimos suspiros de la temporada. Alexis Ruano de cabeza marcaba el tanto en Valencia que dejaba a “su Málaga” otro año más en Primera División.

Todo empezó con la ilusión de los nuevos fichajes. Al club llegaron jugadores con proyección, como fue el caso de Xavi Torres. El jugador cedido por el Barcelona llegó con la vitola de centro campista organizador. No tuvo suerte y sus actuaciones dejaron mucho que desear. Mtiliga, el lateral danés, era todo un desconocido por la gran mayoría de los profesionales. Éste se adaptó con bastante facilidad al fútbol español y pronto se ganó el cariño de la afición. Deportivamente realizó una temporada correcta y tácticamente se trata de un jugador cumplidor. También vino Munúa, el meta uruguayo estuvo bastante bipolar durante la temporada. El arquero realizó malas tardes que provocaron pérdidas de puntos pero también cuajó excelentes actuaciones en momentos puntuales. Valdo, Edinho, Benachour, Forestieri, Jordi Pablo, Juanito y Stepanov completaron la lista de incorporaciones estivales del club de Martiricos. Sombras y contrastes en una lista de fichajes que salvo Munúa, Mtiliga y Benachour, pueden ser considerados como fiascos ya sea por la falta de minutos o por las lesiones que sufrieron a lo largo de la temporada que les impidió demostrar su calidad.

Quien iba a pensar allá por el mes de agosto que la salvación del Málaga iba a parecer un guión de Hitchcock. El Málaga arrancó el campeonato liguero contra el Atlético de Madrid en una tarde calurosa. Tras un excelente encuentro los de Muñiz golearon a los colchoneros que por aquel entonces los entrenaba Abel Resino. Un sentimiento de entusiasmo y optimismo embriagaba a la parroquia malacitana ante el buen arranque de su equipo. Lástima que éste se fuese desvaneciendo poco a poco como un azucarillo en una taza de café.

Siete derrotas y un empate en Xerez fueron los siguientes números de un Málaga que comenzaba a mostrar sus carencias y que dejaba más que tocado a un entrenador cuya afición pedía su cabeza. El técnico asturiano no pasaba su mejor momento y tras la derrota en casa frente al Valencia la afición dijo basta. El presidente decidió mantener al asturiano en el cargo Sanz se la jugó en un acto de fidelidad hacia Muñiz por el cumplimiento de objetivos pasados.

En Copa, el club en un primer momento pareció depositar toda la confianza que en Liga no se veía. Tras eliminar en dieciseisavos de final al Zaragoza, los malagueños esperaban al Getafe. Con esta gesta el Málaga CF alcanzaba su mejor actuación en la ronda copera. Tras la escandalosa humillación del equipo en Getafe. Ante la proximidad de partidos vitales, se intuía que el Málaga iba a regalar el partido de vuelta y por desgracia eso ocurrió. Una verdadera falta de profesionalidad. La ira de la afición volvió a recaer en Muñiz.

Al final, el equipo se abonó al sufrimiento. Los once últimos partidos terminaron sin conocer la victoria y fue gracias al resto, por lo que hoy escribimos desde una ciudad de Primera. Se han cometido muchos errores, habrá limpia en la plantilla, pero de momento el banquillo seguirá regentado por un Muñiz que tiene más adeptos en las oficinas del club que en las gradas. Su presencia en la futura dirección deportiva le permitirá crear un equipo a su medida.

Habrá que ver la reacción del aficionado, que de momento, vive aún con el miedo en el cuerpo, después de una jornada final que durmió con 23.000 corazones en un puño, y se despertó con una ciudad que respiraba aire de Primera.

Noticias relacionadas

Valverde: "Messi supera registros imposibles y rompe barreras"

Celebra los buenos resultados de sus 100 días al frente del club

El Atlético empata en Bakú y se queda al borde del abismo

Los de Simeone, incapaces de hacer un gol al Qarabag, se complican el pase a octavos

El Barça gana a Olympiacos en la tormenta y es más líder

Messi llega a los 100 goles en competición europea y Piqué, expulsado, no estará en El Pireo

El Sevilla se queda frío en Moscú y cae goleado por el Spartak

Los de Berizzo pasan de ser líderes a ocupar la tercera posición del grupo

Zidane: "Tener oportunidades y no marcarlas es frustrante para los jugadores"

Seguirá con la misma estrategia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris