Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Inmigrantes estafados

Juan Alfonso Pérez Duval
Redacción
viernes, 21 de mayo de 2010, 07:24 h (CET)
Cada día se está poniendo más difícil para los inmigrantes conseguir arreglar la permanencia legal en España, cada día tienen más difícil conseguir tener "papeles".

Siempre ha existido el estafador que engaña a los pobres inmigrantes desesperados y que les saca el dinero prometiéndoles unos "papeles" que no está en su mano conseguir.

Antiguamente eso era cosa de "picaros", de delincuentes y falsificadores más o menos hábiles. Pero parece que en los últimos años las cosas han cambiado y que ahora están en el "negocio" todo tipo de personas, tanto españolas como extranjeras. Podemos encontrar todo tipo de ejemplos en la prensa.

Incluso forman organizaciones numerosas y su poca vergüenza llega hasta tal grado que como el caso de la red desarticulada por la Policía Nacional en O Carballiño y acusada de estafar a más de 200 inmigrantes irregulares en Vigo, Pontevedra, Ourense y A Coruña, había montado una activa trama para ofrecer sus servicios de tramitación y venta de documentación y ofertas de trabajo falsas por toda Galicia.

Esta red organizaba reuniones masivas y se anunciaban en medios de comunicación y paradas de autobús, ofrecían entre otros documentos, contratos de trabajo falsos y revocar órdenes de expulsión por mil euros.

Este tipo de estafadores en muchos casos se limitan a entregar a los inmigrantes simples fotocopias de diversos montajes, realizados burdamente con ayuda de documentos legítimos escaneados y modificados por ordenador.

Otras veces cobran y dan largas, sin más. Pero otras las tramas son más complejas e incluyen a funcionarios, empresarios y abogados auténticos.

La crisis está ocasionando un verdadero desmoronamiento de la moral pública, muchos ya no piensan más que en el corto plazo, los riesgos a medio plazo, ya no se consideran.

Los casos donde están implicados falsos abogados se dan continuamente, como en el caso de Oviedo en que el Grupo I de la Brigada de Extranjería y Documentación procedió a la detención del falso letrado, un hombre de 60 años, natural de La Felguera y con domicilio en Oviedo que intento estafar a una extranjera.

Le arrestaron como presunto autor de un delito de estafa y falsedad documental. También se le imputó una falta de intrusismo profesional. Contaba con antecedentes por hechos similares. La policía también investigó a un empresario.

Descubriendo que había aportado documentación falsificada en la Oficina Única de Extranjeros para obtener una resolución favorable que le permitiera obtener un permiso de residencia y trabajo a nombre de la mujer.

El empresario, un hombre de 46 años con domicilio en el concejo de Valdés, también fue detenido como presunto autor de un delito de estafa y falsedad documental.

Tenemos también que el juzgado de Carlet ha ordenado el ingreso en prisión sin fianza de F.S.M., abogado, ex cargo público en el Gobierno autonómico de 1983 y ex letrado de la Sindicatura de Comptes de la Generalitat, por supuestos delitos contra los inmigrantes.

Fue detenido junto a otras cuatro personas, dos magrebíes y dos empresarios. Además ha sido imputada una funcionaria de la Subdelegación del Gobierno en Valencia.

La magistrado decretó el ingreso en prisión para el abogado y un magrebí, e imputó a los seis por delitos como falsificación de documento público, delito contra los derechos de los trabajadores, delito de inmigración de irregular y cohecho.

La acusación mantiene que formaban parte de una organización que estafaba a inmigrantes magrebíes y paquistaníes en los papeles de residencia y trabajo.

Estas detenciones son la segunda fase de una operación dirigida por el juzgado de Carlet con la Guardia Civil desde hace un año.

El pasado febrero, el instituto armado detuvo a una docena de implicados en una estafa a ciudadanos magrebíes, a los que vendían falsos contratos de trabajo y documentos de identificación.

Aquellas detenciones destaparon una trama en la que varios empresarios se encargaban de captar a magrebíes y paquistaníes, a los que prometían documentación falsa por un mínimo de 2.000 euros.

Así están las cosas y supongo que irán a peor, parece que España va camino de transformarse en una republica bananera, donde pagando la mordida a quien corresponda, todo se puede conseguir, papeles , recalificaciones, subvenciones y cualquier otra cosa que se desee y se pueda pagar. Parece ser que ya todo es cuestión de dinero.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris